compartir en:

EL TABAJO para mejorar la seguridad pública nacional está en riesgo de que al cambio de gobierno venga un “iluminado” a echar por tierra lo avanzado, alertó el Comisionado de Seguridad, Alberto Capella Ibarra.

Y no lo dijo entre dientes, sino claro y fuerte en el salón de Plenos de la Permanente del Senado de la República, donde de paso inquirió qué hicieron de 2008 a 2012 los legisladores para cuajar el nuevo sistema de justicia.

Colombia tardó 15 años para que las instancias de justicia revirtieran la crisis que vivían; en México no faltan las críticas al nuevo modelo de justicia, pero los legisladores no acaban siquiera de definir Mando Único o Mixto.

DESDE LA óptica del responsable directo de la seguridad en Morelos, Alberto Capella, es un imperativo que este tema esté al margen del debate político-partidista, más aún electoral, porque en poco abona.

Para no ir muy atrás del calendario, se habrá de recordar que fue en el gobierno panista de Felipe Calderón cuando éste propuso cambio al modelo de Mando Único, que no prosperó por desatención del PRI y otros.

Alias, la política partidista tumbó el plan, pero ya en este sexenio fue el priista Enrique Peña Nieto quien levantó el modelo unificado, pero ahora es rechazado por el panismo, que salió con la idea del Mixto.

AHORA MISMO el tema de seguridad también sirve para sacar raja política, lo mismo por la oposición al gobierno federal priista, que por la local morelense contra la gestión perredista; el fondo no importa mucho.

Hace unos 10 días partió desde Morelos una marcha hacia la Secretaría de Gobernación so pretexto de la inseguridad que vive Morelos, pero de fondo obedeció a intereses de grupos y particulares muy evidentes.

Protestar por la inseguridad escandaliza más que pedir dinero para la UAEM, lloriquear contra el Morebús, reprochar los matrimonios gay, la incapacidad personal o el ardor de no tener un cargo público, ni más.

PARA MAL en este rubro, viene ya el proceso electoral, en el que los aspirantes suelen exaltar con fines político-partidistas el coraje social por la presencia de los delitos que, parece, entre peores, mejor para su causa…

Por E. Zapata / [email protected] /  Twitter: @ezapata19