compartir en:

EN precisión de lo aquí comentado sobre la crisis financiera por la que atraviesa la UAEM, de ese crédito bancario que firmó por 600 millones de pesos en julio de 2014, al año siguiente se sopesó el alto riesgo…

Alias, desde la contratación ya se veía el peligro de impago, por lo que de los 600 millones de pesos aprobados se ejercieron 450 millones y, a saber, se amplió el plazo para la liquidación del mismo… y los intereses.

Para efectos, el polémico contrato hoy es una de las causas por las que la UAEM se encuentra en serios problemas, no sólo para el pago a sus trabajadores, sino para la armónica reanudación de las clases.

DEL dinero que la administración del rector Alejandro Vera tomó del crédito con Banco Interacciones, desde la UAEM se reportó que se usaron 432 millones 746 mil pesos en 41 obras en unidades académicas.

Se infiere por natural que casi todo el crédito (17 millones menos) fue gastado en la infraestructura universitaria, luego entonces no resulta del todo claro el destino de las participaciones federales y estatales.

La UAEM recibió mil 590 millones de pesos en 2014, mil 592 millones en 2015 y mil 610 millones en 2016, sin embargo hoy hay acusaciones de que ni reintegran al sindicato las aportaciones de los trabajadores.

PUESTO en dimensión, en la rectoría de Alejandro Vera se prefirió hacer obras y obras de gran proyección y al mismo tiempo se desatendió la necesidad del presente… pero se encontró el pretexto.

La denominada “crisis estructural” que se ha usado al cansancio como causa de la crisis en la UAEM tiene sentido en tanto el costo de las jubilaciones y pensiones es altísimo, pero no desconocido ni exclusivo.

Es decir conociéndose este problema que es nacional, la rectoría y su equipo optaron por arriesgar a la clase trabajadora y aún el desarrollo de la cátedra ¿o cuando se agarró el crédito se ignoraba la crisis existente?

AYER, un ala trabajadora de la UAEM pidió al rector Alejandro Vera en un eufemismo de la real gravedad, que honre su palabra y renuncie, pasa superar la crisis. Él, mientras, anda en la grilla en Ciudad de México.

Por E. Zapata / [email protected] /  Twitter: @ezapata19