compartir en:

AH, qué fea se le puso la cosa al secre de Comunicación y Transportes Gerardo Ruiz Esparza, una vez que el grupo de empresas que realizó el Paso Express abrió la boca y aportó evidencias de responsabilidades.

Como si no hubieran sido suficientes las advertencias vecinales y de las autoridades municipal y estatal, Aldesem-Epccor revelaron que el 29 de septiembre de 2016 pidieron reforzar el tubo que causó la tragedia.

Alias, se está cerrando la pinza de culpabilidades y toma mayor fuerza que la bronca principal está en la SCT Morelos, de donde le ha salido barato el simple despido a José Luis Alarcón Ezeta. Habrá que ver más.

CUANDO se sabe que solo 4 de 798 denuncias de la Auditoría Superior de la Federación han sido consignadas por la PGR, se entiende por qué hay tanto funcionario rata, pues delito que no se castiga se estimula…

Para el caso Morelos, natural la conchudez de casos como el del rector de la UAEM, Alejandro Vera Jiménez, cuyos malos manejos del dinero público han generado observaciones de la ASF por 697 millones de pesos.

Es decir, la PGR a ritmo de tortuga reumática va integrando los expedientes penales, mientras miles de millones de pesos del erario han, siguen y obvio que seguirán siendo desviados, sin dique alguno.

PUES, por más que la Comisión Estatal del Agua cacarea miles y miles de metros de colectores para sanear barrancas de la capital como la de Amanalco, pasan días, semanas y meses, pero las obras no terminan.

Tan solo basta con circular por la avenida Palmira y la calle Himno Nacional, al sur de la capital, para comprobar que hay al menos dos armatostes que bloquean parcialmente esas vialidades a los vehículos.

De hecho, sobre una porción de la banqueta de Palmira se acumulan ya hace meses varias piezas de tubo que no tienen oficio ni beneficio; síntoma inequívoco de que los trabajos no acaban en los plazos prometidos.

DEL sistema de recolección de basura en Cuernavaca, ya ni hablar de sus muchas deficiencias; menos mal que la autoridad no obliga a los ciudadanos a separar desechos, como ya es ley en Ciudad de México.

Por E. Zapata / [email protected] /  Twitter: @ezapata19