compartir en:

ES UN hecho indiscutible que los gobiernos municipales están en la vil chilla, pero ¿de cuántos ex alcaldes se sabe hayan ido a la cárcel o enfrentado a la ley por saquear a los ayuntamientos?, ¿uno, dos, tres?

Justo esa impunidad es la causa de que ‘trienios vienen y trienios van’ con funcionarios que dan el gran salto en la escala económica, frente a una pantomima de justicia que se vuelve polvo al paso de los tiempos.

Por ejemplo, el actual gobierno de Cuautla culpa de transas al de su antecesor Jesús González Otero, y éste había acusado de lo mismo al de atrás Luis Felipe Güemes, en una lista interminable sin resolución.

OTRO CASO de Doña Justicia que camina a paso de tortuga reumática se da en Cuernavaca, donde después de tres años apenas asoma proceso por desvío de $150 millones a una colaboradora de Martínez Garrigós.

Es obvio que tomar dinero de un refinanciamiento para pagar a una empresa ‘fantasma’ no fue decisión de Alma Graciela Domínguez, pero mientras se llega a la autoría intelectual ella lleva el proceso en libertad.

Martínez Garrigós diría que el saqueo no fue en su año, Alma Graciela ocultará hasta donde pueda a quien le ordenó mover el dinero, el alcalde sucesor Rogelio Sánchez Gatica expuso que él no sabía nada…

Y MIENTRAS Doña Justicia ignora o se toma su tiempo para ajusticiar éste y otros casos de Cuernavaca, Cuautla, Jiutepec, Temixco, etc., los nuevos gobiernos ya tienen luz verde para comprometer más recursos.

De hecho, es positivo el visto bueno del Congreso para que las alcaldías reciban adelantados los recursos del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social, lo malo es la falta de seguridad de su uso.

Si los ayuntamientos no le especifican al Legislativo el destino de esos dineros y, sobre todo, no se supervisan las obras, bienes y/o servicios que se contraten, así como el pago puntual, la deuda puede crecer.

POR CIERTO, no, el ex edil de Zacatepec Roberto Rebolledo estuvo encarcelado, pero fue por acoso y extorsión a una regidora, y su homólogo-cuñado de Tlaltizapán, Enio Pérez, por agresiones a un paisano.

Por E. Zapata  /   [email protected]  /  Twitter: @ezapata19