compartir en:

VAYA CONFIANZA tiene el líder interino del PRI Morelos, Fernando Charleston, que para sesionar le pide a sus interlocutores que dejen aparte sus teléfonos celulares, como fue la noche del reciente miércoles.
Esa que es costumbre en las reuniones del Partido Verde nacional se vio en el tricolor local, que está en busca de los consensos para sacar una planilla única rumbo a la renovación del Comité Directivo Estatal.
Por supuesto esto de entrar al salón y dejar el cel en bolsita numerada aparte no le cayó del todo bien a algunos que suspiran por dirigir el proceso hacia la elección del 2018, pero al final tuvieron que alinearse.
DICEN, LOS que dicen que saben, que no todo está perdido para el  alcalde Cuauhtémoc Blanco en caso de que quiera ir en pos de la gubernatura de Morelos en el ’18, aunque todo pareció  un hecho.
El caso es que jurídicamente aún hay una opción por agotar, a pesar de que la Suprema Corte le dio un penoso palo a los recursos de inconstitucionalidad de los partidos Encuentro Social y Acción Nacional.
Lo curioso es que por la forma de reaccionar de los asesores del Cuauh, que aconsejaron el enésimo acto de victimización, parece que ya dieron por perdida la probabilidad y no asumir responsabilidad propia.
APENAS SE supo que la Cruz Roja llegó a los 4 millones de pesos y no logró la meta de 7 millones, llovió un caudal de críticas de diferentes tipos, desde la falta de solidaridad social al rechazo a la Benemérita.
Así visto, la cooperación no fue más allá de los dos pesos por cabeza, lo cual más bien hace pensar que muchos no aportaron, quizá por falta de recursos o, sería peor, que se perdió la confianza en la Cruz Roja.
Cuentan algunos que cuando se solicitan sus servicios, los costos son del nivel de hospital privado y que la atención no corresponde a lo anterior. Bien le valdría a sus autoridades algo más que lamentaciones.
CON ALCALDESA enferma y carencia de recursos, el ayuntamiento de Temixco anda amagando al vecindario con sanciones a la mejor provocación, sea por uso de suelo, de construcción, predial… o lo que caiga.

Por E. Zapata  /  [email protected] /  Twitter: @ezapata19