compartir en:

“ÉRAMOS HARTOS y parió la abuela”, dice la frase popular para referirse al choque de abundancias y carencias, como está pasando ahora en el PRI Morelos, dónde abundan los aspirantes a la dirigencia.

La carencia es que hay solo una presidencia y apenas anoche se contaban 17 suspirantes, pero ¿por qué no más, seguramente muchos de ellos cumplirían los requisitos, el problema es quién les hace segunda…

Erick Castro, Rosalina Mazari, Maricela Velázquez, Ricardo Dorantes, Rafael Cepeda, Lisbeth Hernández y tantos que pueden salir; el gran problema del PRI es que todos quieren ser y difícilmente aceptan a otro.

POR CIERTO, en el feudo del PRI doméstico el martes y anoche estaba firme y congruente la exigencia de uno de los aspirantes de que quien sea el bueno debe ser de tiempo completo y no aspirar a cargo en el ’18.

Bajo ese principio, varios aspirantes tendrían que ser cepillados, por lo que la tarea del líder provisional Fernando Charleston no es nada fácil y habrá que ver (poco probable) si logran pactar una planilla única.

Por la forma en que iban los jaloneos anoche entre los priistas, no se descarta que para definir la renovación de la dirigencia priista local se tenga que llegar a un discreto manotazo desde el Comité Ejecutivo Nacional.

“SE REBELA el PAN Morelos contra su dirigencia nacional”, podría ser el título informativo sobre la postura que sostiene el líder local azul Juan Carlos Terrazas contra la postura se jefe nacional Ricardo Anaya.

¿En verdad la dirigencia tlahuica azul será tan sólida e influyente como para mandar allá lejos a su cúpula?, ¿Tendrá tantas canicas como para ir en solitario por la gubernatura de Morelos? o ¿estará alardeando?

Lo curioso es que mientras en CEN panista abre la puerta a una reunión de buena parte de sus liderazgos y todos sus gobernadores    con dirigentes y gobernadores del PRD, en Morelos le hacen el “fuchi”.

SE RECOGE cascajo o no, ese es el dilema del Parido Movimiento de Regeneración Nacional, porque ciertamente su fuerza no está en los liderazgos domésticos, sino en los simpatizantes de Andrés Manuel.

Por E. Zapata / [email protected] /  Twitter: @ezapata19