AUNQUE DEBERÍA leerse como signo positivo, tal vez a dos-tres no les haya satisfecho que en el más reciente estudio de la organización no gubernamental México Evalúa, Cuernavaca haya mejorado calificación.

Sucede que estando en la lista de las 50 ciudades del país más letales, la capital morelense pasó del lugar 18 al 22, contrario a otras visiones de que la inseguridad cada día está peor, a todo lo que da o parecido.

Para nadie es un secreto que Cuernavaca y otros municipios de esta entidad a menudo registran hechos violentos, como tampoco habría de serlo que hay trabajo y algunos resultados que reflejan leve mejoría.

EN RECIENTE visita a Puebla el actor Javier Sicilia evidenció algo más de incongruencia al despotricar contra los partidos políticos, aunque les hace al caldo gordo, y salió raspado en redes sociales como “payaso”.
 
En su perorata reprobó a los partidos políticos, olvidando quizá los abrazos y besos al dueño de Morena, López Obrador, y la cercanía suya y del rector de la UAEM al senador Rabindranath Salazar Solorio.

Evidentemente sarcástico, uno le dijo “Vas, encabeza la coalición social”, mientras otro fue menos mesurado: “Obviamente Sicilia es un payaso”, y uno más: “… mejor pregúntale a este simulador…”.

EL QUE no quita el dedeo del renglón de la propaganda política es el senador Rabindranath Salazar, que ahora anda con la etiqueta de ser el máximo defensor de la UAEM, para sacarla de la crisis financiera.

Es el mismo “Rabín” que cuando fue edil (PRD) en Jiutepec se amparó para no pagar el impuesto Pro UAEM, pero hoy con alma de Morena se erige como gestor de recursos federales para la máxima casa de estudios.

Claro, la comunidad universitaria es un apetitoso platillo electoral, y eso no lo debe ignorar el senador viajero, que cae en el esquema de muchos de presumir gestión de recursos federales como si fueran propios.

ATÍPICO el robo de 3 camiones y esculturas de bodegas del gobierno de Cuernavaca, hecho que ¡pooor supuesto! fue usado para atizar el fuego contra el Mando Único estatal. ¿Así de fácil robarse los armatostes?

Por E. Zapata / [email protected] /  Twitter: @ezapata19

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...