A RESERVA algún imprevisto, anda chueco el calendario de obras del secretario de la Comisión Estatal del Agua (Ceagua), Juan Carlos Valencia, porque están encima las lluvias y no terminan las obras.

Se supone que el domingo 30 de abril concluirían los trabajos de nuevo drenaje para el rescate de la Barranca de Amanalco en la Ecozona, pero luego de un mes de la fecha fatal todavía se observan surcos.

Como sea, incluso este fin de semana se anuncia el cierre al paso vehicular en Atlacomulco para la conexión de la descarga de aguas negras provenientes del mercado López Mateos al colector de la zona.

HABLANDO DE aguas no muy claras, presagia lluvia sobre mojado dentro de las oficinas del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC) a través de una auditoría desde el Congreso.

Ya a finales del año pasado la AC Morelos Rinde Cuentas balconeaba irregularidades en la administración del organismo descentralizado de aguas, y ahora el diputado panista Carlos Alaniz solicita una auditoría.

Y como si no fuera suficiente, los canacos dicen algo así como que la llamada cartera vencida del SAPAC es pura fantasía. De lo que no hay la menor duda es que tiene una nómina gorda que devora el presupuesto.

EL AGUA es vida y algo más, como un terrible corrosivo para las calles hechas de pavimento y no de concreto hidráulico, cosa que a lo largo de la historia le ha dado a la capital morelense la fama de Cuernabaches.

Ahora, con la llegada de los aguaceros, la capital estatal empieza a recuperar el penoso mote ganado a pulso y de paso pone a evaluación el trabajo de las cuadrillas anti-baches y, desde luego, a sus jefes superiores.

Más aún, el deslavado del pavimento por las lluvias amenaza con descubrir algo más que el subsuelo, es decir, aquellos trabajos de encarpetamiento al inicio del trienio que aún pesan a las finanzas locales.

EN TANTO, apenas llegaron a tiempo las “manos de chango” para dragar un buen tramo de basura y piedras del Apatlaco, a fin de evitar inundaciones y problemas mayores con vecinos de las márgenes. Sea.

Por E. Zapata / [email protected] /  Twitter: @ezapata19

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...