CUENTA LA prehistoria que el rey Pirro, tras una batalla contra los romanos, dijo: “¡Otra victoria como ésta y volveré a casa solo!”, y es justo lo que le pasa al líder doméstico del PAN “JC” Martínez Terrazas.

Sin ser un hecho de ley consumado, para el imberbe presidente (que no dirigente del CDE azul), ya echó del partido al diputado Carlos Alaniz por no asumir la postura de marioneta en el Congreso local.

Tal vez ensoberbecido por lo que hizo su dirigencia nacional sola y en alianza con PRD en 2016, siente el “JC” que trae a Dios de las orejitas y que restando a quien piense diferente va sumando para la gran batalla.

LO MÁS fácil es echarle la culpa a otros, pero el PAN Morelos ya había sufrido una baja en gestión de Martínez Terrazas con la partida del diputado local José Manuel Tablas Pimentel, bloqueado su talento.

Esa salida de Tablas Pimentel fue golpe doble para el PAN local en el Congreso, pues no solo restó una curul a la grupo parlamentario azul, sino que a la postre sumó un voto más a su acérrimo enemigo el PRD.

Ahora, con la ruptura total con el legislador Carlos Alaniz Romero es evidente la falta de tamaños de autoridad y concertación en el “JC” Martínez Terrazas. Alias, perdió el 33 por ciento de fuerza en el Congreso.

LOS OTROS dos casos de las victorias “pírricas” en el Congreso local no son tan drásticos como el del PAN, pero en el caso de Morena sí fue como decía el Rey Pirro: el partido solo tenía un diputado y lo echó…

Cuando todo hacía suponer que no existía más aquello de “tirar línea” a los diputados desde su dirigencia para definir la forma de votar, en Morena así se quiso y fracasó con su representante Manuel Nava Amores.

Y un caso más fue el de la diputada Silvia Irra Marín, quien de llegar a la LII Legislatura por el Partido Verde, ni a medio camino decidió dejar esa bancada y, por supuesto, le llovieron no pocos adjetivos para quemarla.

LA PREHISTORIA del rey Pirro, dice el tumbaburros cibernético, terminó así: Derrotó a Casandro y Poliorcetes en Macedonia, pero fue expulsado por los habitantes, quienes proclamaron a un nuevo rey. Sea.

Por E. Zapata / [email protected] /  Twitter: @ezapata19

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...