DICEN, LOS que dicen que saben, que en la alcaldía de Cuernavaca la molestia es mayúscula por la crisis de agua potable que está sufriendo una parte de la comunidad, y hay funcionarios de medio pelo en riesgo.

Alias, que siendo un organismo descentralizado el SAPAC, “alguienes” no han hecho su chamba correctamente y, peor aún, en su momento no le dieron al alcalde Cuauhtémoc Blanco la dimensión del problema.

Que de alguna forma engañaron al presidente de la Junta de Gobierno que no es otro que el mismo Blanco, y que ahora más de tres mandos medios y empleados de a pie están a punto de pagar los platos rotos.
 
APURADOS COMO andan dos-tres alcaldes por el riesgo de ser echados del cargo por deudas laborales en sus alcaldías, sienten que no alcanzarán los casi 60 millones del fideicomiso para salvar el pellejo a todos.

La inquietud no ha quedado en sus aflicciones nocturnas, sino que en las reuniones del instituto de desarrollo y fortalecimiento municipal se ha planteado que la cifra se eleve al menos a 90 millones de pesos.

Es decir, que de lo recaudado el 60 por ciento sea para pagar laudos y el 40 por ciento para apoyo a la infraestructura; el único detalle es que ninguno se atreve a bajar realmente su gasto corriente, alias adelgazar nómina.

AH, QUÉ bueno empieza a ponerse el ambiente político, todo rumbo al proceso electoral 2018, porque muchos suspirantes brincan como grillos en el pasto haciéndose notar, en busca de atrapar las simpatías.

Los hay de todo tipo, desde los que hoy mismo tienen un cargo público hasta los que han estado en la banca o nunca han tenido un “hueso” y repentinamente aparecen, todos gustosos de estar al lado del pueblo.

Es el viejo truco de invitar la comida, obsequiar alimentos o materiales de construcción, regalar costosas promesas, bailar, jugar, celebrar a la madre, el padre, el abuelo, el hijo, lo que sea con tal de placearse…

CON MIRAS al ’18, para Cuernavaca no faltan los deseosos de ser alguien que se lanzan la puntada que “un mundo” de amigos les supblica lanzarse por la alcaldía, aunque ésos no sean más de dos-tres.

Por E. Zapata / [email protected] /  Twitter: @ezapata19

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...