EN ESO del rescate financiero de los ayuntamientos aquejados por laudos laborales, cuenta “El Compadre” Rodolfo Tapia, titular del Idefomm, que no bastará con lo ahora acumulado en el fideicomiso.

Alias, se salvará de la destitución del cargo a los alcaldes que estén más comprometidos, pero los cerca de 50 millones de pesos que se han acumulado no serán suficientes y urge ir al fondo del problema.

Entonces, los diputados deberán arrastrar en lápiz para agilizar el servicio público de carrera, poner candados para esas demandas por “despidos injustificados” y que quien la haga que sea el que la pague.

“POR NINGUNA de estas p…”, posteó el priista Jorge Schiaffino Pérez,  cuando se preguntaba en la plataforma de Facebook por quién votar ¿por Delfina Gómez Álvarez (Morena) o Josefina Vázquez Mota (PAN)?

A más de cobarde y misógino, el calificativo para las candidatas a la gubernatura del Estado de México parece grave en la persona de un funcionario público que presta sus servicios en el Estado de Morelos.

Schiaffino jr. es subdelegado de Prestaciones del ISSSTE, colaborador cercano del delegado Guillermo del Valle, a quien de paso deja muy mal parado. Su discrepancia política vale, pero el tono dibuja su bajeza.

A ESCASAS horas de la celebración más sentida para los mexicanos, que es el Día de las Madres, no falta el diputado “oportuno” que no deja pasar la ocasión para buscar reflectores “Consintiendo a mamá”.

A esos que hoy se desviven en genuflexiones y jaculatorias a las santas progenitoras no se les recuerda en el resto de año emitir alguna palabra y menos acción seria alguna, pero ahora están que dan la vida.

Oportunismo político es la marca de la casa, que al paso del tiempo la sociedad ha ido entendiendo y no le hace el feo al regalo de los políticos pero cuando se trata de ir a las urnas electorales les da la vuelta.

ESO DE enseñar músculo político empieza a volverse un cachondeo sin pudor alguno, pues ya se vio en los actos del “Peje”, el sábado, y del PRD, el domingo, que acudieron personas a uno y otro. De pena ajena.

Por E. Zapata / [email protected] /  Twitter: @ezapata19

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...