NADA BIEN le habrá de caer a los partidos de la chiquillada la versión de que sí podrá aplicar para el proceso electoral del 2018 el aumento necesario de votos para la opción de tener diputados plurinominales.

De hecho, una vez que el Congreso local votó la Reforma Electoral no tardaron los líderes de esos partidos en poner el grito en el cielo, pues se les subió del 3% al 5% el monto mínimo de la votación para ese fin.

Que aplique o no la medida a partir del ’18 aún está en veremos, pero una vez hecha la declaratoria tras el voto del Constituyente y siendo el 31 de mayo para asegurar la reforma, puede que les caiga la “voladora”.

PARA LA reducción del número de diputados de Morelos, muy a pesar de la chiquillada partidista pierde consistencia el argumento de los pesos y contrapesos políticos, porque aquí resultan prácticamente una farsa.

Que se haya llegado a tener en el Poder Legislativo de Morelos hasta ¡11 partidos! representados no ha hablado del sano concurso de las diversas formas de pensamiento político, sino de opciones de chamba.

Nunca se vio aquello que llaman “pesos y contrapesos”, sino el natural predominio de tres partidos, con alguno más bien representado por la capacidad de su(s) diputado(s), pero lo demás ha sido solo comparsa.

OTRO PUNTO de la Reforma Electoral, confirmada ayer oficialmente, es el relativo al viejo anhelo de la reducción del número de diputados, de 30 a 20, lo que sin duda hará más difícil enchufarse al presupuesto.

Un amplio sector de la sociedad tiene la percepción de que en la relación costo-beneficio del número de diputados sale debiendo mucho el Congreso, obvio, que falta productividad y sobra burocracia.

Al menos el Congreso de Morelos no se quedó en la intención que tomó fuerza a nivel nacional, sino que rapidito le dio forma y es la hora de que por lo menos en eso se haga un ahorrito en el gasto público.

UNA NOTA que sigue pareciendo disonante es que por ley y no por capacidades se tenga que tener el mismo número de diputados y diputadas, pues el buen trabajo legislativo no se rige por el género.

Por E. Zapata / [email protected] /  Twitter: @ezapata19

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...