compartir en:

EL BLINDAJE al alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco, ayer fue más allá del folklorismo mostrado cuando, flanqueado por personal y vehículos militares, fue a la CDMX a preparar su despedida futbolística.

Que soldados y recursos del Ejército Mexicano hayan sido utilizados ayer para impedir el acercamiento de ciudadanos inconformes con su autoridad, reaviva la pregunta de la función del personal militar aquí.

Es clara la responsabilidad y obvio el riesgo en la función de presidente municipal, pero esto no valida que se ordene a soldados utilizar sus vehículos para evitar que el pueblo exprese su sentir al gobernante.

INQUIETA que recursos humanos y materiales de la Secretaría de la Defensa Nacional hayan sido usados cual escoltas civiles de cualquier personaje, en tanto otros alcaldes enfrentan un riesgo mucho mayor.

Mientras a Cuauhtémoc Blanco le ponen un cerco frente a quienes se quejan de aumentos al impuesto predial, a otros, como el alcalde Yautepec, la “maña” lo amenaza en narcomanta y le deja cabeza humana.

No es novedad la amenaza al gobernante y hoy hasta se impone redoblar su seguridad frente al peligro de los criminales, pero el actuar de ayer en Cuernavaca puso al ciudadano en calidad de delincuente.

REPARTIR CULPAS con sus vecinos estatales por la contaminación ambiental en la Cd. de México y allegarse los reflectores para dar la primicia del remedio, a nombre de todos, fue una pifia del doctor Mancera.

Alias, como aquí se planteó ayer, deberá pasar mucha agua bajo el puente antes que opere plenamente este “acuerdo” de la Megalópolis, si no es que andará rengo por seis entidades o se diluirá en el tiempo.

El Jefe de Gobierno de la CDMX se sintió jefe de los gobernadores, pero rapidito fue bajado por la desaprobación de los mandatarios de Puebla, Hidalgo y Tlaxcala; estaban en veremos Edomex y Morelos.

APARTE DE futurismos políticos nacionales, en Morelos la idea central de bajar la contaminación no pierde validez, sino por el contrario, valdría reabordar el tema, especialmente para Cuernavaca y Cuautla.

Por:  Por E. Zapata /  [email protected]  /  Twitter: @ezapata19