AHORA RESULTA que el gordito Raúl Tadeo Nava anda perdiendo la chamba de presidente municipal de Cuautla, porque algún antecesor corrió a un empleado ilegalmente y hasta hoy revienta la sentencia.

Nava no es el único alcalde de Morelos en riesgo de ser destituido por cosas del pasado, y surge la interrogante de por qué unos tienen que pagar las culpas de otros; sencillamente porque así están las leyes.

Alias, hasta la fecha los diputados no han sido capaces de legislar de manera tal que los administradores municipales de cada trienio asuman la responsabilidad total de sus acciones y sus omisiones.

A JUZGAR por el número de casos de ediles que ha ido a la cárcel por lo hecho o desecho en sus administraciones, podría decirse que en Morelos casi todos han sido limpios: pero, en verdad impera la impunidad.

De no ser hasta esta época, en que justamente un ex alcalde de Cuautla fue encarcelado en razón de su ejercicio de gobierno, han sido muchas las anomalías registradas y pocas las denuncias ante el Fiscalía.

Es decir, la impunidad alimenta la comisión de más irregularidades, en este caso a nivel de gobierno municipal que si acaso se persiguen con agilidad de tortuga reumática, mientras la gestión de gobierno es corta.

LA ÚNICA forma que se ha pensado para contrarrestar la crisis de los gobiernos municipales, parcialmente provocada por litigios perdidos y por deudas con proveedores, hoy es un fideicomiso de rescate municipal.

En realidad, lo anterior es un parche que no acaba de pegar, porque de entrada recibe el repudio de varios alcaldes en funciones, mientras que de prosperar será más bien para salir de apuros, no para hacer obras.

Por otro lado, poca o ninguna culpa tienen los trabajadores que han ganado los juicios labores o los proveedores a los que les quedaron a deber las anteriores administraciones. En justicia les corresponde cobrar.

Y MIENTRAS se castiga poco al pillo y al torpe de la administración, los ayuntamientos incumplen a cabalidad la obligación de prestar servicios de calidad a los ciudadanos, porque los alcaldes traen otras apuraciones.

Por E. Zapata / [email protected] /  Twitter: @ezapata19

 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...