EL CALOR no cede en Morelos, como tampoco la presencia de incendios, circunstancia que ha llevado a algunos, como en la UAEM, a colegir que éstos son producto de un plan perverso del gobierno estatal.

Bajo esa obsesión visual, podría asegurarse que cada que se presente un incendio, cosa que no es raro que continúe, debe sospecharse que atrás hay un plan ventajoso, a juzgar por ese criterio tan silvestre.

De ser así, habrá que pensar que el gobierno de Morelos también anda incendiando predios con fines aviesos en Oaxaca, Chihuahua, Jalisco, Veracruz, San Luis Potosí, Tamaulipas y más… ¿O es temporada natural?

SERÁ COSA de conocer y acostumbrarse a la nueva forma de circular por el libramiento carretero de Cuernavaca, porque no es natural el atorón que se presentó de sur a norte de la mañana de ayer lunes.

Con tal de no meterse a los carriles confinados, que tienen entrada en zona de Tabachines y salida más allá de la Paloma, muchos que venían de Burgos, Brisas, Xochitepec, etc. se vieron embotellados en El Polvorín.

O sea, a medida que llega la experiencia se sabrá que puede circularse sobre el Distribuidor Palmira y luego abandonar los carriles de alta velocidad hacia la CDMX y tomar los laterales para tránsito local. Sea.

AUNQUE hay diferencias entre fosas como las de Veracruz con las de Morelos, en razón de que unas son narco y otras comunes, no deja de llamar la atención todavía lo que pasa aquí para los golpes y porrazos.

De seguir como va el proceso, con investigaciones judiciales por la forma en que se enterraron esas personas, no quedará que reconocer que hay responsables administrativos y quizá no penales como otros quisieran.

Es decir, la tendencia es que algunos funcionarios o ex funcionarios van a ser sancionados, pero no en calidad de narcos u homicidas, y es ahí donde reside la mañosamente manejada confusión entre unas y otras fosas.

POR CIERTO, se vuele urgente la conclusión de la nueva sede de la Fiscalía estatal, a fin de contribuir al correcto tratamiento de las víctimas de homicidio, cualesquiera que sean las circunstancias de muerte.

Por E. Zapata / [email protected] /  Twitter: @ezapata19

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...