compartir en:

MUCHA SALIVA y harta tinta deberá correr antes de que sea una realidad la unificación del programa “Hoy no Circula” en la megalópolis que incluye al estado de Morelos, luego del anuncio surgido ayer en la Ciudad de México.

No era nueva la intención de reducir la emisión de partículas contaminantes en la región centro de México, pero con eso de que en la capital del país temieron hace días que colapsaran sus pulmones, se apresuró el proyecto.

Parece inverosímil que la contaminación de Morelos –a mil 200 metros sobre el nivel del mar- no se disperse sino para posarse dentro del cubilete –sobre los 2 mil 200- que tiene de base la Ciudad de México, pero eso se dijo allá.

NO HAY duda de que un programa para bajar la contaminación ambiental le vendría bien a Morelos, especialmente en su zona conurbada de la capital, pero no en el supuesto de que los males de la CDMX se deben a Morelos.

En cuanto a la contaminación por vehículos automotores, aquí no es novedad la verificación -quizá con girones de corruptela, como también es allá-, y tampoco se registran ni con mucho los niveles de polución de chilangolandia.

Alias, por más que la dinámica de relación interestatal es de acción común, cada entidad tiene particularidades que marcan diferencia con sus vecinos, de tal forma que todo proyecto de la megalópolis habrá de generar sus bemoles.

DE HECHO, mientras en la CDMX el “Hoy no Circula” no exenta ni a Milpa Alta, Tláhuac y buena parte de Tlalpan, acá si es probable que en la mitad del territorio la gente no deba descansar su patas-de-hule un día a la semana.

En teoría las dos áreas metropolitanas de Morelos, con punto central en Cuernavaca, una, y Cuautla, la otra, son las más viables para el “Hoy no Circula” megalopolitano, para ir a tono con CDMX, Edomex, Hgo., Pue. y Tlax.

Ahora bien, en lo relativo a homologar el programa de verificación vehicular o emisión de contaminantes, presagia riesgo de  mayor corrupción y se correría el riesgo de darle el cachetazo mortal a inversionistas locales de la verificación.

LA PUESTA en marcha del “Hoy no Circula” para la megalópolis, como lo adelantó el jefe de gobierno de la CDMX, es obvio que enfrentará una buena dosis de oposición, por las repercusiones sociales y económicas no positivas.

Por:  Por E. Zapata  /  [email protected]  /  Twitter: @ezapata19