REPUTADO COMO ex colaborador de Javier Duarte, ex gobernador de Veracruz que anda a salto de mata, el delegado del PRI en Morelos Fernando Charleston ya causa molestia entre las huestes tricolores.

Charleston Hernández “llegó” a Morelos en junio del año pasado, y eso de llegó es un decir, porque prácticamente no ha hecho pie por acá, pero de eso a que quiera quedarse como presidente estatal ya calienta.

Bueno, al menos así lo sienten algunos aspirantes a controlar el partido-partido, una vez que ahueque el ala Fernando Becerril Straffon, pues dicen si Charleston no tiene chamba allá, que no la busque aquí…

POR CIERTO, no faltan las críticas externas y los “mea culpa” internos en el PRI por la desangelada situación en que se encuentra y cada vez más cerca del camino que conducirá hacia las elecciones de junio del ‘18.

Rafael Reyes, ahora de Morena, calificó al PRI doméstico como cueva de grupos de salvajes, y entre las paredes del inmueble de la calle  Amacuzac recurren al ya trillado “nos alejamos de lo que quiere la gente”.

Y así, con cates y lamentos, parecen querer levantar al tricolor de Morelos, aunque de fondo no cejan las ansias voraces de controlar la agencia de colocación laboral en que está convertido el instituto político.

PARA MAL del PRI doméstico, sus prisas no son las del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) como para dejar otros temas y dedicarse a ponerle orden a las hordas que no dejan de pelear por las migajas.

Diríase que el CEN del PRI le diría al CDE Morelos “Ahora no, joven” cuando éste le pide mayor atención al primero; por ahora que se conformen los morelenses, pues al menos ya los visitó Enrique Ochoa.

Ahora bien, estando en marcha la madre de todas las batallas electorales en forma de gubernatura del Edomex, esperar que los morelenses tricolores vayan a tener la máxima atención está difícil.

Y AHÍ tienen a la bancada del PRI en el Congreso casi suplicando que le dejan un lugarcito importante entre los órganos de gobierno, pues con la fuga de integrantes, su presencia es históricamente de pena.

Por E. Zapata / [email protected] /  Twitter: @ezapata19

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...