compartir en:

¿Y LOS guardianes de los arbustos? Tal vez andan pajareando por otro lado o a ciegas dan por hecho que las empresas constructoras del Paso Express están haciendo una efectiva remediación de la afectación ambiental.

Dicen, los que dicen que saben, que el Centro Morelos de la SCT da por bueno que se han plantado 5 mil de los 22 mil árboles que prometieron como reposición a los tumbados por el trazo de las obras.

Sin embargo, tal aseveración se torna en artículo de fe, porque de cierto no se conoce el o los sitios donde se plantaron los árboles y, más aún, habría que ver qué especies. Tal vez le madrugaron a los guardianes.

DESDE QUE le cantó al pueblo y se espinó con los nopales, el senador Fidel Demédicis no había presumido su legitimidad de moneda de 2 pesos hasta recién que volvió acto político personal un evento de la mujer.

Ante la audiencia femenil, Demédicis hasta cambió el tono y ritmo de hablar al pedirle “permiso” al pueblo para lanzarse en apoyo de Andrés Manuel López Obrador rumbo a las elecciones presidenciales de 2018.

Así como el mexicano que va a España un mes y agarra el tono hispano, Fidel ya habla como López Obrador, hace pausas, piensa, eleva la voz y suspira por el ’18. Del tono temixquense, al tabasqueño.

Y CON esto de que el senador Demédicis hace campaña desde el PRD a favor de Morena, se le junta la chamba a Alejandra Barrales, la líder nacional solaztequista, que tendrá que presentar postura sobre el caso.

De cierto, ha demorado la reunión de la ex azafata con Miguel Ángel Barbosa, líder perredista en el senado, que también torció a favor del “Peje” sin renunciar ni a la coordinación senatorial ni al partido político.

Y mientras Barrales Magdaleno se debate entre seguir al frente del PRD nacional y la exigencia de algunas tribus para que renuncie, ya le espera la otra cita con Demédicis para afrontar los estatutos del partido.

RUMBO A Morena, el ex candidato a la alcaldía de Jiutepec por el PRI, Rafael Reyes, alcanzó a decir que su dirigencia doméstica es cueva de tribus y hordas… como respuesta en el CDE tricolor solo se oyó “pri-pri-pri”.

Por E. Zapata / [email protected] / Twitter: @ezapata19