compartir en:

AYER QUE se dio un nuevo episodio de recuperación de menores del albergue Amor para Compartir, llamó la atención que no se hallaran 19 del total que se tenía registrado, y ello orienta a expedientes secretos…

 

El nombre de este sitio, con sede en Huitzilac y hace unos años en Cuernavaca, remite a otros bajo la misma identificación en diversas entidades del país, que han sido objeto de un sinfín de señalamientos.

 

Entre más albergados haya, mayor el volumen de donaciones, es un principio de esos lugares, por lo que quizá no sea difícil entrar, pero salir es toda una odisea. ¿Cómo es que desaparecieron 19? Verán…

 

LA A.C. Amor para Compartir, a nivel nacional, ha intercambiado de una entidad a otra a los menores, como si fueran de vacaciones, donde no están exentos del adoctrinamiento de quienes manejan la asociación.

 

Sí, es de dominio público que el germen de estos albergues está en la Iglesia Cristiana Restaurada, cuyo grupo directivo se denomina Los Perfectos, con presencia principal en Cd. de México, Cancún y Monterrey.

 

De hecho, hay registros de desaparición de menores en las tres ciudades citadas, al igual que en Jalisco, y a reserva de que Morelos se sume a esa lista. En algunos casos se habla incluso de explotación infantil.

 

OTRA FUENTE de apoyo a Amor para Compartir ha sido, con cierto tono de inusualidad, Jim Dabakis, senador estadounidense por Utah, demócrata, abiertamente homosexual y tachado por los mormones.

 

Este personaje, ajeno a México, a Morelos y a Huitzilac, prometió dar en dólares poco menos de 500 mil pesos, a cambio de eternizar en el albergue el nombre de su jovencito asistente que recién se le murió.

 

De si se concretó la promesa, y otras que ha hecho tras la primera intervención del DIF, solo los directivos del albergue de marras lo saben, pues cual es la costumbre hay cerrazón a revelar lo que ahí pasa.

 

POR CIERTO, si se busca información oficial, suficiente y fidedigna de cuántos albergues del tipo hay en México, quiénes los dirigen, cómo operan, quiénes y por cuántos son las donaciones, ahórrese la odisea.

 

[email protected]

Twitter: @ezapata19