compartir en:

EN GRANDE está el negocio con migrantes en ciudades de Estados Unidos, detonado por la política migratoria de su presidente Donal Trump, donde abogados cobran entre 75 y 400 dólares en las llamadas ‘consultas de pánico’.
Pero, la única recomendación que hacen expertos en temas de migración, es cuidar su conducta y tener todo listo en caso de que tengan que regresar a casa con los suyos.

Las advertencias son mínimas: en USA, si estás sin papeles, si cometes un delito, si conduces sin licencia y además no respetas las leyes de tránsito es claro que serás deportado. Es un riesgo que siempre ha existido con republicanos o demócratas, destacan.

EL 25 de enero el presidente de EU firmó dos órdenes ejecutivas, una relacionada con la construcción del muro y otra relacionada con las ciudades santuario. Con ello, se decretó que la inmigración indocumentada constituye una amenaza para la seguridad nacional y pública, y para solucionarlo ordenó redadas y deportaciones masivas.

El PRESIDENTE de la Conago propuso que esta Conferencia de Gobernadores interponga ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos una defensa legal de las garantías individuales de los migrantes como consecuencia de la política migratoria implementada por Donald Trump, violatoria a la Convención de Viena y otros tratados internacionales.

HASTA LA COCINA se metió el diputado Eder Rodríguez con una iniciativa que cuestiona la corrección en el hogar, la que de ninguna manera se debe entender como una forma de ejercer violencia sobre los menores.

Así, propone reformar la Ley de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes del Estado para establecer que quienes tengan trato con niñas, niños y adolescentes, se abstengan de ejercer cualquier tipo de violencia en su contra.

LA CONVENCIÓN sobre los Derechos del Niño reconoce que la crianza y el cuidado de los menores exigen acciones e intervenciones para protegerlos, lo que es  distinto al uso deliberado y punitivo de la fuerza física en contra de los menores.

Hace dos años, en Europa una ONG  demandó a Francia “por la falta de una prohibición y efectiva de todo tipo de castigos corporales a los niños en la familia, las escuelas y otros lugares” y por no haber “actuado con la debida diligencia para eliminar esos castigos”.

EN TOTAL, 27 de los 47 estados miembros del Consejo de Europa han prohibido explícitamente los castigos corporales contra los menores que siguen siendo permitidos en los otros 20 países.

Por E. Zapata / [email protected] / Twitter: @ezapata19