compartir en:

OTRA VEZ la Auditoría Superior de la Federación (ASF) le agarró los dedos en la puerta al rector de la UAEM, Alejandro Vera Jiménez, en el manejo turbio de los dineros públicos; aquí uno de varios apuntes:

“Se presume un probable daño o perjuicio o ambos a la Hacienda Pública Federal por un monto de 199,302,059.23 pesos (ciento noventa y nueve millones trescientos dos mil cincuenta y nueve pesos 23/100).

“… por concepto de pagos en exceso al monto autorizado en el rubro de Servicios Personales, más los intereses generados desde su disposición hasta su reintegro a la cuenta de la Tesorería de la Federación”.

TAL VEZ por lo anterior es que Vera Jiménez se amarra el dedito cada que puede envolviéndose en la bandera de la “autonomía” universitaria para que nadie más que su grupo de élite le meta mano a los dineros.

Sostener también a un contralor interno a modo es una prioridad para el rector, aunque esto que nada tiene de trasparencia y buen ejercicio del dinero público ha acarreado problemas en 2009, 2013, 2014 y 2015.

En el reporte de la ASF, el resultado de 2015 hay clara contundencia: 5 auditorías y 18 acciones, de ellas 1 recomendación, 5 promociones de responsabilidad administrativa sancionatoria y 12 observaciones.

TIENE TINTES de cochinero lo reportado por la ASF de la Cuenta Pública 2015 en la UAEM, donde se pagó obra no ejecutada, se colocó una planta eléctrica y un elevador que no estuvieron en funcionamiento.

Fue más de un millón en lo anterior, de los casi 700 que le observó la ASF a la UAEM, además del pago de 13.6 millones de pesos al margen del marco normativo, por la libre, pues, porque así lo ordenó la rectoría.

Más aún, no cuadra el gasto de 284.2 millones de pesos por bonos al personal sin soporte administrativo, por pago de plazas no autorizadas y hasta pagos a comisionados sindicales sin tener oficio y autorización.

REPETIRÁ EL rector, quizá, que todo es culpa de sus enemigos que en una campaña perversa atentan contra su gestión que es “por una universidad socialmente responsable”; la UAEM sí, él parece que no…

Por E. Zapata / [email protected] / Twitter: @ezapata19