compartir en:

OTRA VEZ el secretario de Comunicación y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, le da un apretón de tuercas a su delegado en Morelos, José Luis Alarcón Ezeta, con el tema del ya mal afamado Paso Express.

Si un día dijo que antes de las posadas estaría totalmente terminada la ampliación del libramiento carretero, el reciente fin de semana expresó que a mediados de marzo estará listo el kilómetro que falta de vialidad.

Luego, como dando un chance más, se dijo que ya para la Semana Santa podrá ser circulado de forma expedita el tramo de 14 kilómetros. Dos-tres que circulan por ahí creen que otra vez fallará la promesa.

POR LO visto no se ha cumplido ni el 10 por ciento de las promesas de mejora en el servicio de transporte de “rutas”, que fue a cambio del aumento del 23 por ciento a las tarifas, y los concesionarios aún chillan.

No por sabido el pésimo estado en que se encuentran varias unidades de transporte deja de ser relevante la necesidad de que al menos una vez cumplan la promesa con la que consiguieron el alza a las tarifas.

Dijeron que mejorarían el servicio al público a partir de sus unidades y el trato al usuario, pero en lugar de ello dos-tres vuelven a la carga contra del proyecto Morebús. Pronto se verá a cambio de qué se quejan.

POR CIERTO, más de dos-tres se preguntan dónde quedó la revisión que hacía la autoridad a las condiciones en que trabajan las “rutas”. Le llamaban “pasar revista” y hace unos años fue metida al congelador.

Alias, hoy día la autoridad no sabe si las “rutas” traen las llantas lisas, si los sistemas de frenos están al punto, si los equipos para mitigar el ruido y los contaminantes están bajo norma, si sus asientos son útiles…

Ese requisito se suspendió para bien porque era el mecanismo ideal para la extorsión o el soborno, un negociazo, pues; sin embargo para mal no se buscó la alternativa para revisar cómo andan las carcachas.

¿SUPERVISIÓN A las “rutas” y taxis? Para un universo superior a los 10 mil vehículos de alquiler, se sabe que hay unos 25 elementos, cosa que no está como espantar a nadie ni dar los resultados que podrían esperarse.

Por E. Zapata / [email protected] / Twitter: @ezapata19