EL LANCE del comisionado estatal de seguridad pública, Alberto Capella, no fue casual, sino hasta calculado y con jiribilla, cuando dijo que hay abogados y asesores de medios relacionados con la maña.

Y ahora sí que el que quiera objetar ¡que objete!, como también se impone pasar del señalamiento general a la acción en particular, so riesgo de que en lugar de prevención y persecución sea grilla barata.

El talante del comisionado Capella no es ni con mucho terso, como tampoco el nivel de inseguridad de Morelos, que no deja de ser arena de lucha de las bandas de maleantes, con riesgo a la sociedad civil.

SI PARA mal no cesa la inquietud por el clima de inseguridad existente, no lo será tanto al revisar los datos más próximos a la realidad sobre los tres delitos más sensibles: homicidio doloso, secuestro y extorsión.

Incluidos ya los datos de diciembre, se puede ver que el 2016 quedó lejos de años violentos como fue 2014, a pesar de que en la percepción de algunos lo que se vive al inicio de 2017 es peor que nunca.

El delito que ha mostrado un más significativo descenso es la extorsión que de haber en promedio un caso cada día en el ’14, ahora está en rango de uno cada cinco días, quizá gracias al “cuelga y denuncia”.

EL SECUESTRO también ha registrado descenso, aunque ni claro que no se ha extinguido. De aquel promedio de un plagio cada tres días, se ha llegado a uno cada 10 días, aunque la percepción social es diferente.

El homicidio doloso, el que no es accidental, pues, a diferencia de los anteriores delitos, no ha reducido sustancialmente su incidencia, ya que lo mismo en 2014 que durante todo 2016 fue más de uno al día.

Comparado lo anterior con lo que fue 2012 y 2013, definitivamente el panorama de 2016 y arranque de 2017 no es más severo; en tanto, no faltan las voces que mezcla el factor político y hoy solo ve el infierno.

POR CIERTO, las fosas de Tetelcingo de 2016 y las de dos municipios halladas a inicio de este 2017 guardar diferencias de motivantes y de manejo; lo dicho de las primera cae en el manoseo por su mismo peso.

Por E. Zapata / [email protected] / Twitter: @ezapata19

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...