compartir en:

APARTE DE lo signifique para el PRD la inclusión de la diputada Beatriz Vicera Alatriste a sus filas, esa baja del PRI representa otro traspié para la dirigencia estatal tricolor, donde se acuñó eso de “forma es fondo”.
La forma indica que el PRI perdió al mismo tiempo la presidencia de la Mesa Directiva del Congreso estatal, no poca cosa así vista y que se da como adición a otros cambios que exhiben una etapa de debilidad tricolor.
El fondo es que, víctima de sus guerras intestinas y de una muy clara falta de cabeza, el PRI Morelos marcha rumbo al 2018 en medio del crecimiento de PAN y Morena, así como la búsqueda de fortaleza del PRD.

EN EL peor de los casos y aunque fuera con motivación facciosa, no sería terrible que el Congreso ordene la realización de auditorías especiales a los ayuntamientos. El que nada debe, nada debería temer.
Sobran elementos sólidos para presumir que no de ahora sino de hace muchas administraciones se han cometido torpezas y hasta raterías en el manejo del erario; luego entonces, el que la deba tendría que pagarla.
El único detalle es que en la orden de auditorías no debería excluirse a ninguna administración, del partido que fuere su representante, pero de que es muy sana la auditoría, a nadie debería causarle inquietudes.

EN CALIDAD de mientras, lo dicho, por ahora no prospera el intento de los ayuntamientos de no cooperar para su rescate financiero, a pesar de que el reciente martes 24 interpusieron un recurso jurídico a nivel federal.
El caso es que el Tribuna Superior de Justicia el mismo día que les aceptó a trámite el recurso, rapidito respondió que no procede la suspensión requerida y por ahora está en pie la razón a gobierno estatal.
Verán: los alcaldes piden dinero para echar tierra encima a la serie de tropelías que sus antecesores cometieron mal manejando los dineros o tal vez hasta robárselo, pero no quieren cooperar para salir de sus broncas.

DE TODO lo malo que representan las agresiones de Trump contra México, al menos bronca un sentido de unidad mexicana o respiro en la dinámica de desaprobación del gobierno de Enrique Peña Nieto. Sea.

Por E. Zapata / [email protected] / Twitter: @ezapata19