compartir en:

FELIPE CALDERÓN, “el mejor presidente de México”, escribió y difundió foto la diputada por Morelos Margarita Alemán, en su reseña tipo fanático de su asistencia a la dominical Asamblea Nacional del PAN.

Es comprensible esta valoración de “Magus” Alemán si la hace como es su trabajo en la Cámara de Diputados federal, donde se caracteriza por ser lo que otrora se conoció como “levanta dedo” y poca productividad.

La legisladora brilla por pegarse al trabajo de otros con 46 adhesiones, y cuatro proposiciones de reforma menores en tres periodos de sesiones; alias, lo suyo, lo suyo, no es legislar, sino ir a echar porras.

EL QUE insiste en hacerle la talacha en Morelos a Andrés Manuel López Obrador es el senador Fidel Demédicis Hidalgo, quien siendo perredista dinamita al PRD golpeteando a toda la institución y a sus camaradas.

Al igual que su colega Rabindranath Salazar, que llegó al Senado por el Sol Azteca, Demédicis evidencia resentimientos personales en el PRD, reserva simpatía lopezobradorista y sigue por la candidatura a gobernador.

Afectado porque su “tribu” no ha podido manejar los hilos del partido, el Fidel que canta, come nopales espinosos crudos y se publicita como defensor del pueblo-pueblo, se ve resuelto a exterminar al PRD Morelos.

AL PASO que va, el obispo Ramón Castro Castro al chico rato decreta la excomunión de los infieles, malignos, materialistas feligreses de sus dominios en Tepalcingo por querer manejar algunas monedas divinas.

Con motivo de la celebración de la Feria a Jesús de Nazaret, cada año se aviva el pleito entre autoridades eclesiásticas por culpa del maldito dinero, pero el obispo Castro no cede, prefiere castigar a los ambiciosos.

Visto terrenalmente, se entiende el pleito por la recaudación de casi un millón de pesos de los casi 2 millones de visitantes a los festejos; visto en el plano místico, no se entiende que el obispo se aferra en ese pleito.

QUE EL ex alcalde y diputado Julio Espín hable de resultados de la aplicación de auditorías municipales, sí que resulta hasta temerario, cuando él y otros preferirían ya ni moverle a eso de las revisiones ¿no?

Por E. Zapata / [email protected] / Twitter: @ezapata19