LÁSTIMA QUE sea reactiva y no proactiva la necesidad de reducir los gastos en todos los ámbitos a raíz del “gasolinazo” y la lluvia de alzas en otros productos básicos, pero murió la gallina de los huevos de oro.

Allá el Instituto Nacional Electoral (INE) ya dio un paso adelante con la suspensión de la construcción de una nueva sede, pero no basta, y es entonces donde viene la pregunta de ¿quién más se aprieta el cinturón?.

Las miradas se dirigen hacia los partidos políticos en cuanto a sus prerrogativas o financiamiento público, que no es poca cosa y que si aportando no se resuelve la crisis, al menos aportan algo a la solución.

ANTE LAS “vacas flacas” que nos embisten, reaparece la idea muchas veces platicada y nunca abordada en serio de reducir el número de los representantes populares y su privilegiada corte de asesores y secretarios.

Una reducción del 20 por ciento de legisladores, se ha dicho por allá y por acá que abonaría a que riatazos como el de las gasolinas no fuera tan salvaje. ¿Saldría la “chamba” si bajan de 500 a 400 diputados?

Ojo, no aplica el argumento el contrario de que eliminando “pluris” se estimularía el predominio de los partidos grandes, pues el “ajuste” bien podría ser proporcional con los uninominales, a fuerzas equilibradas.

TAMPOCO SE debería hacer como que la Virgen les habla cuando se sube al abanico de probabilidades reducir los gastos en los tres niveles de gobierno en conceptos como vehículos, combustibles, viajes y viáticos.

Cierto, bajarle dos rayitas a los privilegios de la burocracia dorada no resolvería la carencia, pero también sería otro grano de arena para el mismo fin; por supuesto, aplicaría al virreinato de organismos autónomos.

Las canonjías que gozan algunas centrales sindicales, a fin de que se mantenga el clima laboral en paz, no habrían de quedar exentas en este especie de juego de pirinola, donde todos deberían poner uno o dos…

Y SI a todo lo anterior se le da un bajón del 50 por ciento al IEPS de la gasolina, así como otro incremento al salario mínimo, es probable que cierre la pinza y se recupere algo de la paz social que por todos urge.

Por E. Zapata / [email protected] / Twitter: @ezapata19

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...