DECIR QUE el movimiento de huelga de trabajadores de la UAEM tiene “pretensión política y no legítima” es como escupir al cielo, porque esa misma declaración está plagada de política y es ajena a la legitimidad.

Ahora resulta que es “grillo” el trabajador que manifiesta su coraje por no recibir la segunda parte del aguinaldo ni el pago catorcenal; ahora resulta faccioso recurrir al tan legal como añejo recurso laboral de huelga.

Cunde el delirio de persecución en dos-tres cabecitas de la elite de la UAEM, sin que lo más importante que es la cátedra tenga certeza para mal del estudiantado, que es el que en discurso dicen es lo importante.

LO QUE en apariencia es un buen ejercicio de expresión contra el alza a los combustibles queda en tela de juicio cuando se conoce que en el seno del mismo aparecen personajes claramente vinculados a un partido.
 
Es el caso de un integrante del comité doméstico de Morena, el partido del “Peje”, que parece agarrarlas todas, como esta vez ha sido el plantón a las puertas estatales del Sistema de Administración Tributaria.
 
Este tipo de activismo político, con etiqueta de la asociación civil local “Gustavo Salgado Delgado”, hace pensar que sobre una inconformidad natural se trepa la postura de oposición política, contra el PRI y el PRD.

INICIÓ COMO G-7, luego todo pintaba para G-9, más adelante pareció quedar en G-5 y ahora no hay nada medianamente cierto de cómo se están moviendo los pesos y contrapesos en el Ayuntamiento capitalino.

Nada fuera de lo normal entre regidores del cuerpo edilicio conformado por diferentes intereses políticos, pero sí delicado por las diferencias en cuanto a los intereses particulares, como recién se ha visto por ahí.

La enésima suspensión de cabildo, so pretexto del arribo tardío del alcalde, refleja que hay mucho más de fondo, una lucha de vencidas en que no se pide ni da cuartel, todo ello para mal de la ciudadanía.

LLEGA OTRO fin semana y por cuanto se refiere al Paso Express no queda sino machacar la recomendación de cuidado, porque se eternizan las obras y el riesgo para los conductores, sobre todo en la noche.

Por E. Zapata / [email protected] / Twitter: @ezapata19

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...