compartir en:

CUANDO LA rectoría de Alejandro Vera Jiménez no es capaz de ser responsable con el pago a los trabajadores de la UAEM, qué puede pensarse de su rúbrica “Una universidad socialmente responsable”.

Puede parecer grave que a través de una carta, Vera Jiménez dijera que no pagará la segunda parte del aguinaldo y que no ha llegado el dinero para la primera catorcena de enero, pero hay algo que es peor:

Por la clase trabajadora, ojalá en cosa de horas les lleguen estos dos pagos, pero no existe ninguna garantía que en los siguientes meses la operación de la UAEM sea regular; lo sabe el rector Vera, pero oculta.

POR CIERTO, arrebatado como es el liderazgo de la Federación de Estudiantes Universitarios de Morelos (FEUM), se clava en postergar el alza en las tarifas de las “rutas”, y vuelve a ignorar algo más viable:

Hace años que el descuento para estudiantes en el transporte público colectivo está en calidad de “contentillo” en la ley del transporte, y en lugar de marchar o plantarse para hacerlo efectivo, le saca la vuelta.

Resulta que diputados de anteriores legislaturas, por presión, pusieron ese concepto en la ley, pero mañosos como suelen ser no quedó en firme sino casi a voluntad de dueños y choferes de los vehículos. Tal cual.  

HOY ES día de “tarifazo” al trasporte público colectivo, de un 23% na’ más, lo cual era impostergable según acuerdo de autoridades y líderes del transporte, mientras la prestación del servicio sigue en tela de juicio.

Tal vez no sería tan cuestionable ese acuerdo-decisión, si no fuera porque la contraprestación del aumento a las tarifas en forma de un mejor servicio no suele cumplirse, como se ha visto a cada “tarifazo”.

El detalle clave es que no hay un puntual compromiso y/o no hay una efectiva vigilancia para el cumplimiento de mejoría en el transporte a cambio del 1.50 pesos extra en tarifa mínima que se pagará desde hoy.

SERÁ MENESTER, a partir de ya, que el usuario del transporte público vigile si es que los “ruteros” cumplen con la promesa de mejorar sus unidades y el servicio, a cambio de ese aumento del 23% en la tarifa.

Por E. Zapata  / [email protected] / Twitter: @ezapata19