EN EL nombre sea de… la ambición, no cejan los jaloneos en el pueblo de Tepalcingo por los beneficios económicos y de reflectores que genera la ancestral fiesta anual. Lo místico pasa a segundo término.

La disputa entre autoridad eclesiástica y un grupo de feligreses rompe con la búsqueda del reino inmaterial al final de los días, para centrarse en la persecución de las “indulgencias” económicas inmediatas…

Por las diferencias entre unos y otros, se reclama el arbitraje en forma de acciones contundentes de la autoridad policiaca, sin embargo en ese reclamo se olvida aquello de “Al César, lo que es del César, y …”.

NADA NUEVO en eso de la organización de festejos patronales en pueblos de Morelos, donde hasta los intereses de los “malosos”, que han exigido llevarse una tajada, solo por no meter ruido a los eventos.

Lo anterior no lo olvida un ex alcalde sureño que ahora es diputado y quien hace dos-tres años recibía las “plegarias” de supuesta gente mañosa; querían la recaudación de una de las fechas de los festejos.

Esos ingresos son para mantenimiento de la iglesia, le decía afligido el entonces alcalde a su amenazante interlocutor telefónico, pero éste no aceptaba ni porque la jornada iba a ser enteramente a beneficio religioso.

DEL ROBO de arte sacro en iglesias del oriente y sur estatal, no demora la queja por la falta de seguridad pública; de la desaparición de otros objetos en la modalidad de “hormiga” no se quiere ni hablar.

La feligresía de la religión mayoritaria se divide paulatinamente y una buena parte va al encuentro de opciones que satisfagan sus anhelos de un bienestar que, al final de sus suplicios, no hallan en la tradición.

En cierto modo, la posesión de lo terrenal, más que de lo espiritual, se asienta entre algunos materialistas, y de paso manchan la esencia de la oportunidad en que se montan. Les vendría bien un acto de contrición.

APARTE DE la oportunidad para la “chorcha” so pretexto de la Semana Mayor, cabe la oportunidad para religiosos y no creyentes para valorar lo que mejor va a cada una de sus posiciones espirituales en este valle…

Por E. Zapata  /   [email protected]  /   Twitter: @ezapata19

 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...