UN MEJORALITO han estado recibiendo las tesorerías municipales en estos días con el cobro adelantado de contribuciones, apenas para superar el intenso dolor de cabeza financiero que han sufrido en el año.

Sin embargo, una vez pasado el primer bimestre, cuando baje el cobro de contribuciones catapultado por los aguinaldos y otros beneficios, entonces se prevé que los dolores incrementen y habrá que buscarle…

Hay, empero, algunos ayuntamientos que ni siquiera tienen alguna aspirina para cerrar el año, como Puente de Ixtla, que de plano un juez determinó congelarle las cuentas bancarias por adeudo de un juicio laboral.

A PESAR de la crítica situación que enfrenta la mayoría de las alcaldías morelenses, sus representantes legales se resisten a aflojar un poco en la más reciente modalidad de rescate financiero en forma de fideicomiso.

Reunidos en su club denominado Idefomm, casi todos los alcaldes se pusieron broncos y no están dispuestos a aportar el 2 por ciento de sus cosechas federales para conformar ese instrumento de rescate.

Cierto, pasando mal los días por falta de dinero, suena ilógico que deban prescindir de esa piscacha del dinero que les da la Federación, pero el dinero no brota en maceta ni se genera por arte de magia…

OTRA DE las causas por las que los gobiernos municipales no reciben algún analgésico financiero es que ¡ah, no se les dan las cabecitas para cumplir los requisitos administrativos para recibir ese financiamiento!

Verán, el principal requerimiento para recibir fondos extraordinarios u opción de créditos de la banca de desarrollo o comercial es que en sus gastos no haya “aviadores”, duplicidad de funciones, gastos superfluos…

Pero no, una buena parte del presupuesto es devorada por nóminas obesas, malas prácticas administrativas que generan gastos extras como ha sido por despidos irregulares de personal y luego las demandas.

Y MIENTRAS Doña Justicia no camine al ritmo de los abusos de funcionarios de todos tamaños, la crisis que sufren los ayuntamientos no tiene a la vista fecha de solución. Urge castigar a quien abusa del erario.

Por E. Zapata / [email protected] / Twitter: @ezapata19

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...