compartir en:

LA DEMORA en las obras del Paso Express pasa a segundo término cuando crece la expectativa de que cuando esté terminado se podrá circular por ahí a 90 kilómetros por hora en dos carriles por cada sentido.

Con diseño muy estrecho cada carril y confinados por barras de concreto, el libramiento carretero de Cuernavaca se vislumbra como una pista peligrosa, con tal de cruzarla en unos 9 y medios minutos.

Tal vez el llamado del diputado federal Javier Bolaños pueda llegar a esta particularidad y, aparte de la agilización de los trabajos, a que se conozca qué sanciones se aplicarán por violentar el calendario de obra.

MORELOS PUEDE ser el anfitrión de un célebre huésped procedente de Estados Unidos: Mario Villanueva Madrid, ex gobernador de Quintana Roo, que recién compurgó allá penas por lavado de dinero y narco.

¿Por qué Morelos?, porque en México no ha saldado cuentas con la ley y al padecer una enfermedad pulmonar obstructiva crónica se prevé que pase en una cárcel especial para enfermos unos 22 años más.

Parece poco probable, pero el lugar puede ser el Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial de Ciudad Ayala, no porque el problema del convicto sea de orden mental, pero no hay muchas alternativas para él.

PERSONAJE CLÁSICO del paisaje urbano de Cuernavaca, recién se fue a entregar suerte al más allá Jesús Cotero, un billetero de Lotería muy querido por la vieja guardia que sumó casi cinco décadas de trabajo.

Mejor conocido como “Chucho”, se sabe que desde niño acompañaba a su padre en la venta de la serie o el cachito de la suerte, y ya él en pleno a inicios de los años 70’s fue solícito y amable con su fiel clientela.

Diríase que era el vicedecano de los billeteros, con la afición especial de tomar fotos, entre cuyos objetivos captó a las grandes figuras del show, la sociedad y la política de varias décadas. Descanse en paz “Chucho”.

DE NO ser pan con lo mismo, los grupos parlamentarios del PAN en el Congreso de la Unión deberán explicar mucho cómo conciben el modelo Mando Mixto policial, o quizá solo fue por jugar la contra al Ejecutivo.

Por E. Zapata / [email protected] / Twitter: @ezapata19