DONDE NO cayó nada bien la aprobación del presupuesto de egresos fue en el Tribunal Estatal Electoral (TEE), porque no sólo no logró el aumento que quería, sino que hasta le bajaron 2.2 millones de pesos.

Verán, durante este feneciente 2016, sin ser año electoral, tuvieron 17.2 millones de pesos para su trabajo, y para el ya venidero 2017, tampoco año electoral, el Congreso les dio el rebajón a $15 millones.

Cuentas las lenguas de doble y triple filo que eso se debió a que en ese organismo se mancharon las manos durante este ciclo en cuanto a las condiciones de trabajo, de las que habrían hecho uso y abuso.

SEGÚN PAPELES públicos, entre las irregularidades que se han presentado en el Tribunal Estatal Electoral está, en entrada, lo que es un extraño achicamiento en la duración de las jornadas de trabajo:

A diferencia de muchos mortales de la burocracia, ahí se pusieron un horario de 9 de la mañana a 3 de la tarde, o sea, la jornada es de 6 horas, cosa que se tendría que revisar si las leyes superiores lo permiten.

Otro asuntito es que contrario a la disciplina financiera de la que tanto hablan los gobiernos de todo el país, acá los jefazos sí tienen choferes, al menos en el papel con el que supuestamente rigen sus actividades.

Y NO le rasquen más a cómo se manejan las cosas en ese Tribunal Estatal, porque en una de esas se encuentran algunas joyitas en lo que se refiere a lo de los aguinaldos, haber de retiro y otros beneficios.

Eso sí, ya para el ciclo 2018, que es año electoral, entonces sí se prevé que el presupuesto y las ampliaciones sean mayores, cosa que no sería extraña y entonces sí hasta los bonos por horas extra saldrán a relucir.

Total, todo lo anterior es parte del costo de Doña Democracias, muchas veces muy generosa, no solo con el tribunal, sino con otros organismos y sobre todo con los partidos políticos que hasta hay más.

POR CIERTO, no acaba de entenderse cómo es que el PRI doméstico tiene un ejército de “colaboradores” cuyos ingresos nominales en suma son más de lo que supuestamente recibe el partido de prerrogativas (¿?).

Por E. Zapata / [email protected] / Twitter: @ezapata19

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...