compartir en:

SE VE poco probable que, de golpe y porrazo, poco más de 250 mil morelenses avecindados en la Unión Americana sean devueltos a nuestra tierra, pero la amenaza de Donald Trump no es cosa de juego.

El mayor estrago no sería tanto la presencia de nuestros paisanos en tierra tlahuica, porque como decía la abuela “donde cabe uno, caben dos”, sino el perjuicio económico para miles de personas dependientes.

Un alto porcentaje de la economía estatal se nutre de los cerca de 500 millones de dólares que envían nuestros paisanos anualmente a sus familias y cuya ausencia, obvio, repercutiría negativamente en Morelos.

POR LO anterior, toma relevancia una parte de las razones por las que se mostraron juntos, el lunes reciente en la CDMX, los gobernadores Graco Ramírez, Silvano Aureoles, Arturo Núñez y Carlos Joaquín González.

Aparte del ‘mensajito’ a su lideresa Alejandra Barrales y a Miguel Ángel Mancera, llamó la atención que si para Morelos sería grave el regreso de migrantes en alud, para Michoacán sería de dimensiones terribles.

Verán: la entidad que gobierna Aureoles está en la cima nacional de la recepción de remesas de paisanos en EU, quienes mandan unos 40 mil millones de pesos, casi el doble del presupuesto anual para Morelos.

OTRA AFECTACIÓN, cuya dimensión sería en la proporción del número de los que pudieran ser deportados, está en la operación de programas como el 3X1, que si no ha ido más lejos ha sido por el factor municipal.

Hay experiencias de éxito, como la de los morelenses avecindados en Minnesota, que a la distancia han impulsado obras de beneficio común en Axochiapan, potenciando cada peso suyo hasta en 3 de autoridades.

Alias, de reducirse la presencia y/o envío de remesas, en consecuencia la cooperación conjunta de los gobiernos federal, estatal y municipal con los paisanos se vería sensiblemente lesionado y en riesgo de desaparecer.

EN SÍNTESIS, la amenaza de la política antiinmigrante del presidente electo de EU ni está lejano ni es ajeno a los morelenses, de ahí la importancia de atención, tanto aquí, como en el resto de México y en EU

Por E. Zapata / [email protected] / Twitter: @ezapata19