compartir en:

EN LAS filas del PRI el que ya anda a todo galope es el ex diputado y ex candidato a gobernador Amado Orihuela, no solo haciendo presión en la mismísima sede doméstica del tricolor, sino en las redes sociales.

En su estrategia, aun silvestre, explota el valor de ser morelenses por sobre quienes no nacieron aquí; también puede ganar terreno cuando busca las simpatías a partir de lo obvio: “Recuperar la grandeza del PRI”.

Más aún, inflama los corazones tricolores al decir que Morelos le puede aportar 400 mil votos a PRI nacional; sin embargo, en las arengas no se ve algo que aniquile el individualismo partidista y el hartazgo social.

POR EL lado del PAN local, no acaba de cuajar su líder Juan Carlos Terrazas, que de entrada ya carga el descalabro de haber perdido a uno de sus diputados, José Manuel Tablas, y exhibe sus carencias.

Juan Carlos le pone cruz a una alianza con el PRD en el ’18, pero su líder nacional Ricardo Anaya sí va por las alianzas; encima, en su egoteca fotográfica se luce con Gustavo Madero, enemigo de Anaya…

Para acabarla, él mismo se exhibe chiquito, vapuleado por el gobierno, y en su defensa refritea desde la derecha el discurso de la izquierda virulenta de ‘persecución’, ‘totalitarismo’, ‘opresión’, ‘intolerancia’…

NO MENOS débil se observa al Partido Socialdemócrata, el mismo que candidateó para la Presidencia Municipal de Cuernavaca al ex futbolista Cuauhtémoc Blanco y que ahora no lo tiene de su lado, sino en contra.

Los 425 mil pesos que recibe ese partido cada mes, que no son poca cosa, le serían suficientes a sus ansias en razón de las expectativas de contar con la llamada ‘joya de la corona’ de los gobiernos municipales.  

Quemado el recurso de usar a un personaje popular para acarrear votos a su causa y mantener el registro y prerrogativas, ya no será tan fácil de reutilizar en 2018 y desde ya el camino hacia allá será complicado.

A SU manera y en medio del fuego cruzado, el PRD doméstico va tras la supervivencia, también tirado hacia las alianzas y aún sin claridad sobre sus abanderados para el ’18, sumando fuerza como en el Congreso.

Por: [email protected] / Twitter: @ezapata19