compartir en:

AÑOS HA, cuando la autoridad aseguraba “No va a subir el kilo de limón”, la añosa abuelita, con sabiduría popular de varias décadas, decía socarrona “Cuando avisan eso, a prevenirse porque va a subir”.

En estos días, la Procuraduría Federal del Consumidor asegura que no hay razón para aumentar el precio del cítrico, y en la memoria se dibuja aquel gesto de la abuela… alias, puede que vengan días agrios.

En marzo de 2013, so pretexto la baja producción de limón, el kilo despegó a 18 pesos; en 2014, dizque por los intermediarios voló a los 45 pesos/kilo; en 2015, anduvo en los 18 pesos, ¿a cuánto irá ahora?

METIDOS EN la sabiduría popular, se presenta ese viejo refrán de “Te lo digo Chana, para que me lo entiendas Juana”, llegado a la modernidad por acuerdo del Senado y con efecto a estados y municipios.

No habrá rescate financiero para gobiernos irresponsables que no transparenten cada peso de sus deudas; alias, tendrán “candado” las respuestas de SOS de alcaldías morelenses al Congreso y la Federación

Los de la Cámara alta aprobaron la Ley de Disciplina Financiera, que entre otros puntos observa un sistema de “alerta” para gobiernos que buscan sobreendeudarse. ¡Más mezcla, maistro, o lo remojo los adobes!

EN MÁS sobre lo que en la calle es ley, aquello de “Llueve sobre mojado” una vez que el Congreso doméstico acordó homologar la ley de transparencia local a la federal, luego de muchos dimes y diretes.

O sea, el gobernado tendrá más elementos para conocer lo que con sus dineros y ejercicio administrativo hace y deshace su gobernante, y ahí no se valdrán los “¡No me da la gana!” tipo Cuauhtémoc Blanco.

Para el caso, porque no es lo mismo mover el millón de pesos/mes que en su etapa de futbolista habría recibido de dinero privado, que los mil 500 millones/año de dinero público que recibirá como alcalde de Cuernavaca.

Y SÍ, en el fondo de las “aguas turbias” del SAPAC no hay “Polvos de aquellos lodos”, sino lodo de aquellos polvos que lo han ensuciado trienio tras trienio; es muy probable que salgan a flote en dos-tres días.

Por E. Zapata  /  [email protected]  /  Twitter: @ezapata19