compartir en:

HOY -QUIZÁ-, y no el jueves reciente como estaba planeado, la Suprema Corte de Justicia de la Nación discutirá y votará una modificación muy delicada sobre la ley del derecho de réplica, reglamentaria del Art. 6º.

Alias, que toda gente que se sienta ofendida por cualquier información difundida por tv, radio, periódicos y revistas, aunque todo sea cierto, tendrá derecho a réplica en igual espacio para decir lo que se le ocurra.

A esto quieren llegar los partidos Morena y PRD a nivel federal, y más aún la Comisión Nacional de Derechos Humanos, que incluso protesta por no ver claro quién aplicará multas y de qué nivel si alguien no cumple.

EL PROYECTO de reforma a la Ley de Réplica, que hasta a un político como Javier Duarte le daría el derecho de replicar aun habiendo claras evidencias de responsabilidad, pone además en evidencia a la CNDH.

Por un lado, el ombudsman nacional da por hecho que pasará la Ley de Réplica y prácticamente ya litiga que se precise el nivel de castigo y se defina quién aplicará las multas a quienes no respeten esa norma.

Al mismo tiempo, la Comisión de marras reprueba las agresiones contra periodistas y la impunidad en casos que impiden el ejercicio de la libertad de expresión. El proyecto de Ley de Réplica es una agresión…

PARA NO ir muy lejos, sino ejemplificar lo que podría consumarse hoy en la SCJN sobre la Ley de Réplica, aquí algo del caso del mandatario veracruzano con licencia y al mismo tiempo prófugo Javier Duarte.

Hay evidencias contundentes de certeza que Duarte de Ochoa adquirió y remodeló una casa en Miami, Florida, con acceso a una marina, valorada en 10 millones de dólares, digamos unos 185 millones de pesos.

Con la difusión de lo anterior, es muy probable que Duarte de Ochoa se sienta ofendido (no más que la sociedad) y aunque la información sea totalmente veraz, él tendría derecho a que se difunda lo que quiera.

ES UN despropósito querer llevar la ley a niveles imprácticos y hasta contrarios a la equidad que dice buscar; basta con la ley como está: si una información es falsa o inexacta, ha lugar la réplica, y sanseacabó.

 Por E. Zapata  /  [email protected] / Twitter: @ezapata19