compartir en:

EN LA carrera por prestar el servicio de transporte público colectivo, el ‘Morebús’ sigue avanzando, mientras un juez le puso freno a las ‘Rutas’ que se oponen al desechar sus demandas de amparo de la justicia federal.

Bueno, los transportistas quejosos no pasaron ni siquiera de primera a segunda velocidad porque no pudieron demostrar con ‘papelitos’ que son los auténticos concesionarios, por eso el juez los paró en seco…

Hacia el fin de semana reciente la justicia resolvió por segunda vez en contra de los ruteros sin siquiera tener que ir a fondo del análisis, y si no logran levantar un amparo pronto, diríase que estarán desbielados.

EN OTRO asunto de juzgados, se impone el apunte sobre la versión de que otro juez federal falló a favor de que continúen las obras para la ampliación de la carretera La Pera-Cuautla en el tramo de Tepoztlán.

Desde luego los “tepoztizos”, más que los tepoztecos, de inmediato se alzaron en protesta, y ahora parecen contrarios a respetar la resolución judicial, cuando hace poco sí exigían que se cumpliera la orden del juez.

Es decir, los quejosos apelan al orden constitucional cuando está a su favor, pero lo combaten con marchas y bloqueos cuando les resulta en contra. No habrá que esperar mucho para confirmar el modus operandi.

DICEN, LOS que dicen que saben de leyes, que darle largas a la orden de un juez federal para que la empresa PASA vuelva a manejar la basura de la capital, puede resultarle peor al gobierno de Cuauhtémoc.

Al pretextar que un acuerdo de cabildo llevado a otro juicio impide que esa empresa vuelva a prestar el servicio, es abonar a una deuda mayor o debilitarse más cuando llegue lo que se ve como inevitable obligación.

Litigar el caso dos años más a los seis que lleva, para heredárselo a los gobernantes próximos, es una apuesta aventurada; de hecho, dentro del ayuntamiento no hay consenso sobre cómo afrontar el problemón.

Y EN el melodrama “Fuego en Cuernavaca”, ahora los malvados Yáñez son acusados de comprar peritos de la Fiscalía, y la historia se extiende a las redes sociales con intrigas; o sea, mucho ruido y pocas nueces…

Por E. Zapata / [email protected] / Twitter: @ezapata19