compartir en:

SEGÚN LAS cifras la Secretaría de Gobernación, en lo que va del año se han reportado 275 homicidios dolosos, 34 casos de secuestro y 52 de extorsión, sin duda los delitos más sensibles para toda sociedad.

Cualquier cifra de éstas por sí sola genera coraje, pena y una amplia gama de sentimientos que van, en muchos de los casos, cargados de intereses secundarios que no contribuyen a que mejore la situación.

Estos números, como los de otros delitos, suelen ser usados con el fin de fortalecer el argumento de reproche a la autoridad o, ésta, para celebrar avances, todo dependiendo del ángulo que se le quiera dar.

SI SE compara los 53 homicidios dolosos de septiembre con los 38 de abril, se dirá que el fenómeno subió 39%; si se le compara con los 63 de junio se dirá este delito bajó 18%, y ambos resultados son ciertos.

La combinación en el juego de los números puede dar también para decir con certeza que no hay gran variación en el comportamiento de este tipo de delito; es decir, la cosa no ha empeorado, ni mejorado…

Siendo contados los delitos por entidad, puede decirse que Morelos está en homicidio doloso por el lugar 20, debajo de la media nacional; pero si se quiere negativo es 6º. en tasa por cada 100 mil habitantes.

EN SECUESTRO, algunos podrán decir que septiembre fue la muerte, y no faltará razón al estimar que con 6 casos subió 600% sobre 1 caso de febrero, o que no subió ni 1% en comparación con julio reciente.

Eso sí, las cifras de enero a septiembre de 2016 distan mucho de lo que sucedió en otros años en materia de secuestro, diríase que hoy es la gloria; también que un solo secuestro puede ser como el infierno.

A estas alturas del año en 2014 se habían reportado 98 secuestros, o sea, comparados con los 34 de este año, este delito ha bajado un 65%, y en 2013 habían sido 119, alias la cosa no sería peor de grave…

Y EN extorsión, a nueves meses del año suman 52 casos, contra 263 de 2013, lo que supone un descenso de 80%, pero comprado con otro momento seguramente hay repunte. Vales más la opinión del ciudadano.

Por E. Zapata / [email protected] / Twitter: @ezapata19