EN EL mensaje oficial del presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa, destacó “actualizar las estructuras (partidistas) vencidas”, así como “el cambio priista debe continuar”, “serán recibidos todos los grupos”…

Luego de visitar 30 entidades en 93 días, Ochoa Reza hizo su primera visita a Morelos y se le llenó el cotarro, no tanto de unidad tricolor, sino de expectación para colocarse en la foto y soltar “fuego amigo”.

El discurso público del líder nacional no varió mucho de lo que ha dicho en su largo trajinar por el país; pero en corto, dicen los que dicen que saben, fue un bastante más claro y alcanzó a tirar dos-tres líneas…

AYER MISMO, en su visita, el presidente del CEN del PRI, encontró a sus correligionarios divididos, enojados, hambrientos de éxito y hasta desesperados por lo que han sido sus dirigentes en los últimos años.

Se supo que Enrique Ochoa no se reunió con ningún liderazgo local más que en protocolo y los saludos de rigor, pero en otro espacio sí adelantó que eso de “actualizar estructuras vencidas” no es retórica.

Alias, los viejos mañosos que han hecho del partido un cacicazgo por muchos años serán hechos a un lado, confirmó la necesidad de modernizar la dirigencia morelense y se llevó apuntada “la tarea”.

EL FUTURO del PRI Morelos, sostiene su líder nacional Enrique Ochoa, es primero limpiar la casa, a través del combate a los corruptos y a los desleales, porque “por eso la gente no vota por nosotros”, diría.

Que ya no serán más de lo mismo, agregaría el líder del CEN tricolor, y lo reforzaría ejemplificando la postura del partido hacia el gobernador con licencia de Veracruz, Javier Duarte, que se ha vuelto un apestado.

Por supuesto, repitió en corto lo dicho en público sobre el caso del ex gobernador sonorense Guillermo Padrés Elías, pidiendo que la dirigencia nacional del PAN actúe, que no haga como que la virgen le habla.

Y SI no por el mensaje público de Ochoa Reza, sí por el comentario en corto sobre el priismo morelense les habrán zumbado las orejitas a mucho más que dos-tres caciques priistas que se aferran a viejas mañas.

Por E. Zapata / [email protected] / Twitter: @ezapata19

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...