compartir en:

EN RECIENTE viaje, el alcalde Cuauhtémoc Blanco expresó: “Venimos a ver los proyectos, porque Puebla la verdad que ha cambiado mucho en los últimos años, y eso es lo que yo quiero hacer en Cuernavaca”.

 

El “qué” es como un canto de ángeles, el “cómo” suena a canto de sirenas, ya que mientras la imagen de la capital poblana es realmente envidiable, acá es honda la crisis económica, de basura, agua, calles…

 

Al contrario, en la Angelópolis observan el modelo de Ecozona que inició el gobierno estatal en el centro de Cuernavaca, y ya arrastran el lápiz para no solo emular sino hasta superar lo que acá es despreciado.

 

Y SÍ, difícilmente habrá alguien que no esté de acuerdo en mejorar la imagen del centro de Cuernavaca y otros municipios, sin embargo no falta el rechazo artificial, por resentimientos personales o de grupo.

 

La oposición al remozamiento del gobierno estatal a la calle Ricardo Linares se montó en que era para beneficiar al gobernador como nuevo dueño de un restaurante ahí asentado. Fue falso y olvidaron.

 

Los facinerosos llevaron al nivel de zafarrancho su mezquindad en los trabajos de remodelación de la calle Guerrero y, por el estilo, al puente Porfirio Díaz; hoy le hacen ruido a los trabajos en Plaza Emiliano Zapata.

 

LE LLAMAN “G” al grupo de oposición de regidores de Cuernavaca que en este trienio inició con nueve integrantes, bajó a ocho, y tiene visos de volver a ser “G-9” por asuntos relacionados al negocio de basura.

 

Frente al autoritarismo de quienes manejan al alcalde Cuauhtémoc Blanco, el grupo opositor perdió una militante por un interés familiar en la recolección de desechos, pero ahora la moneda da otra cara.

 

Quien antes apoyó a los manejadores del presidente municipal, ahora se va al lado contrario porque peligra el negocio familiar. En ese ir y venir de intereses, ese G-9 empieza a hacer agua, mucho por soberbia.

 

POR CIERTO, de no ser una broma la versión de que le será cambiado el nombre a la hoy calle Ricardo Linares León, habrá que poner en la balanza los méritos de este real personaje y los del pretendiente, ¿no?

 

[email protected]

Twitter: @ezapata19