compartir en:

NO DEBERÍA dolerse tanto el rector Alejandro Vera de que se sepa el monto de sus cuantiosos ingresos en medio de la crisis financiera que vive la UAEM, si irrefutablemente están en sus documentos oficiales.

Ni cómo desmentir que tiene un ingreso nominal bicatorcenal bruto de $63 mil 250, más compensación hasta por un monto igual, lo que con conjunto hace una cifra mágica anual de 1 millón 644 mil 500 pesotes.

Aguinaldo aparte de unos 190 mil pesos, está arriba del 1.8 millones de pesos por año, y si se suman las comidas de hasta 20 mil pesos disfrazadas de “juntas”, ahora sí que… se impone salga a desmentirlo.

VISIÓN DE mujer: inédito en el Poder Legislativo de Morelos, la noche del miércoles se consolidó una Mesa Directiva integrada sólo por mujeres, luego de la renuncia a la presidencia de Francisco Moreno.

Es decir, tomó proporción de paradoja que para esta LII Legislatura se buscó afanosamente la equidad de género y luego de que por razones jurídico-electorales no cuajó, ahora se da una suerte de “revanchita”.

Beatriz Vicera (PRI) presidenta; Hortencia Figueroa (PRD) vicepresidenta; Silvia Irra (Verde) secretaria, y Edith Beltrán (Nueva Alianza) secretaria, sin varón de por medio, mandan en el Congreso local.

HASTA EL aliento perdieron dos-tres cuando se dijo que la instalación de parquímetros en Cuernavaca estaba a “así” de darse, menos mal que si llegan sería en 2017 y no sin antes transitar un azaroso camino.

Está bien que los regidores de Cuernavaca vean en este programa para estacionarse en vía pública una forma de fortalecer las finanzas de la comuna, pero hay algunos trámites que previamente deben cumplir.

Alias, modificar primero lo relativo en el proyecto de Ley de Ingresos de 2017 que se había mandado a Congreso, y luego esperar la opinión de los representantes populares, así como qué compañía le entrará al toro.

JUGANDO EN Italia, Cuauhtémoc Blanco dio pase para gol en el estadio de Roma, y le metió en Cuernavaca un golazo al Yáñez Team, cuando la Fiscalía de Morelos decretó que alguien le falsificó la firma.

Por E. Zapata / [email protected] / Twitter: @ezapata19