ACÁ ENTRE nos, ojalá se apuren quienes deban hacerlo para que la variedad de arroz que se produce en Morelos y goza de fama incluso más allá de las fronteras, no pierda más terreno ante los impostores.

Cada vez desaparecen más hectáreas para el cultivo del alimento, como en Temixco, donde históricamente se habían visto amplios espacios de siembra, y ahora ganan terreno las unidades habitacionales.

Salvo craso error de orientar la economía totalmente al sector terciario de servicios y dejar perder el primario de la agricultura, se impone no olvidar que grandes imperios han caído al olvidar su fuente de alimentación.

YA METIDOS en ese tema del campo, que hace no mucho significaba apenas el 2.7 por ciento del producto interno bruto de Morelos, en tanto crecía el comercio y el turismo, la rosa empiezan a desaparecer.

Sí, esa flor que otrora generaba buenos ingresos para el campesino, está en camino a la extinción por altos costos de producción y baja competitividad, sobre todo en grandes mercados como Ciudad de México.

Lo cierto es que los “roseros” de Morelos se han quedado con el viejo modelo de producción y, peor aún, de resistencia de producto ante otros incluso de importación. La rosa morelense es barata, pero dura poco.

EL NOPAL, otro producto destacado de Morelos, no tiene competencia en su variedad, el gran problema es que no crece como industria en la zona nororiente de la entidad por añejas costumbres de productores.

Los intentos de fortalecer la producción y venta del nopal en territorios como Tlalnepantla, Totolapan y Tlayacapan, han topado con una visión reservada, cómoda, no arriesgada de los cultivadores; ahí se la llevan…

Tal vez por fenómenos como los recién descritos, así como crecimiento poblacional y ascenso de zonas urbanas es que en estos tiempos contra ese 2.7 de actividad primaria, dominan los servicios con 65.7 por ciento.

EN CONTRARIO a la ruta del arroz, la rosa y el nopal, el aguacate es un ejemplo de fortaleza campesina productiva, que se resiste a quemar las naves y entregarse al comercio y a los servicios turísticos.

Por E. Zapata  / [email protected] / Twitter: @ezapata19

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...