compartir en:

SUCEDIÓ EN Cuernavaca un terrible accidente, en la primera quincena de julio, que dio motivo a un muy serio debate en el orden nacional: sí o no a la circulación de vehículos de transporte de doble remolque.

Fue en el libramiento carretero, hoy en obras de ampliación para que sea Paso Express, donde dos jóvenes perdieron la vida, y luego uno más; el causante fue un vehículo desenfrenado de doble remolque.

No era ese siniestro el primero del tipo en Morelos y menos aún en el país, pero sí adquirió especial relevancia, tanta, que multiplicó las voces que piden prohibición, entre ellas de diversos grupos legislativos.

EN EL plano particular de los accidentes en el libramiento, vale decir que el riesgo acrecienta por la realización de los trabajos para que esa vía pase de cuatro a 10 carriles, y la falta de atención de autoridades.

Hoy día, sobre todo por las noches, es un como una ruleta rusa circular en el libramiento, falto de iluminación, insuficientemente señalizado, sinuoso, aparte del riesgo propio de trailers que van a alta velocidad.

Aquí, culpar a los doble remolque o a los choferes no resuelve el serio problema, sino que falta la acción determinante de la autoridad; no con declaraciones y operativos tímidos, que ha sido la única respuesta.

ASÍ COMO para no ir en la ruta de prohibir la circulación de los doble remolque en carreteras mexicanas, la Comisión Nacional de Seguridad dice que 80 de cada 100 accidentes son por culpa de los conductores...

También anota que de cada 100, 9 son por ‘causas naturales’, 7 por la condición del vehículo y 4 por las condiciones del camino; algo así como que el gran problema no son los vehículos en sí, sino los choferes.

Mientras sean peras o guayabas, el sereno o la suerte, no se ve alguna acción concreta para bajar el peligro en carreteras por vehículos doble remolque, sino la intención de que se respete la ley actual. Buen deseo...

El PEQUEÑO detalle para asegurar que los traileros respeten la ley y se abata el riesgo de accidentes está en la voluntad de ellos y que personal de Seguridad y Comunicaciones se multiplique por 100. Tal vez.

 

Por: E. Zapata / [email protected] /  Twitter: @ezapata19