compartir en:

ALGO DEBE estar pasando en la relación de poderes, Legislativo y Ejecutivo de Morelos, porque el reciente fin de semana no se vio al diputado Paco Morenos acudir a la rendición del IV Informe de Graco Ramírez en el WTC.

Si esa ausencia pudo pasar por casual, más bien parece causal en la coincidencia de que el mismo legislador priista tampoco estuviera en el protocolo de la entrega-recepción del informe de marras en la sede legislativa.

Cierto que tal y cual acontecimientos tiene carácter protocolario y que de fondo no repercuten sustancialmente en la rendición de cuentas en sí, sin embargo siendo como es la cosa política, algo hay. ¿Quién puede explicarlo?

EL QUE realmente se vio bastante facilito fue el rector Alejandro Vera, que también hace días se apersonó solícito para celebrar un acto de Javier Bolaños, presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados federal.

Tan animosa se vio la autoridad de la UAEM, que hasta dio pena ajena por irle a caravanear al hombre que el mismo Vera Jiménez ‘bateó’ cuando desde el Congreso local Bolaños Aguilar le propuso una contraloría externa.

O sea, Vera primero tunde al entonces diputado local Bolaños y luego va a hacer fiesta al ahora diputado federal y líder de la Cámara baja que es del PAN; bueno hasta se sacó foto sonriente con la diputada Margarita Alemán.

HACE UNOS cuatro meses inició periodo de prueba el modelo de transporte público colectivo Acabús, en el puerto guerrerense, y la cosa no es del todo cómoda para quienes lo han implementado, a pesar de las varias bondades.

Sirva de experiencia para lo que en Morelos ha de llamarse Morebús, pues si bien los usuarios se dicen complacidos con una transportación de primer nivel, los empresarios ya empiezan a desesperar porque no ven la millonada.

Es decir, a las autoridades de Movilidad y Transporte de Morelos les toca ver todo este tipo de detalles, más que los chillidos y pataletas de dos-tres líderes ‘ruteros’ abusivos que sienten que se les cierra la minita de oro…
 
A LOS que ya les cantan “Acaba de una vez, de un solo golpe” es a los de SCT Morelos, porque no acaban de reponer el puente Chamilpa ni acaban por definir cuándo iniciarán la demolición del puente Palmira. No atinan una.

Por E. Zapata / [email protected] / Twitter: @ezapata19