compartir en:

EL GRAN problema en el Gobierno de Cuernavaca y en el Sistema de Agua Potable no es que el pastel sea chico, sino que siendo grande no alcanza para tantos y tantos que quieren llevarse una y otra rebanada.

 

Verán, si antes de la toma de posesión del alcalde y su cuerpo edilicio los jaloneos eran intensos para colocar a familiares y amigos, hoy que todo debería ir sobre ruedas la cosa está peor al crecer la voracidad.

 

La mejor fotografía de este fenómeno “natural” es lo que sucede en el SAPAC, donde asesores y ex asesores del alcalde meten a su gente, en tanto los regidores también pelean posiciones, así como otros externos.

 

Y QUÉ decir de los jaloneos para la instalación de representantes del gobierno en las diversas delegaciones capitalinas, en las que algunos vecinos ponen el alebrestado grito (no de Independencia) en el cielo.

 

El caso es que hasta ahí se están disputando las posiciones por los beneficios que ello representa, incluso con proyección electoral, ya que es el nivel más bajo desde donde se catapulta a los “suspirantes”.

 

Mientras empleados de medio pelo del gobierno capitalino pretenden colocar a incondicionales en delegaciones, incluso desapegados al pueblo, otros de ahí amagan bloquear calles para imponer a los suyos.

 

ESTA NOCHE de “Grito”, una vez más el exquisito elote estará ausente, de manera oficial, en los festejos de la plaza central de Cuernavaca, por un delito que no se le comprobó y que ha quedado como leyenda.

 

Hace más de una década, se cuenta, un elote surcó los aires desde la explanada hasta un balcón del Palacio de Gobierno, donde cerca estuvo de impactar en la grácil figura de una familia del gobernador.

 

Desde entonces, está proscrita la compra-venta de la típica vianda en el zócalo durante la conmemoración del inicio de la Independencia, sin importar que sea con chile piquín, solo con crema o simplemente solo.

 

POR LO anoche visto, la misma Plaza Emiliano Zapata Salazar, mejor conocida como Plaza de Armas de Cuernavaca, quedó remodelada como nunca. El cuidado de la misma no es sólo tarea de la autoridad.

 

[email protected]

Twitter: @ezapata19