compartir en:

CUANDO ENTRÓ a la cancha del segundo año sesiones del Congreso doméstico, el diputado Francisco Santillán pareció que iba con todo y a reventar el balón, pero al final le salió un ¡ti-ri-ti-ti-to!, sin precisión…
Fanaticazo que es del futbol, Paco encaró al gobernador y el soltó que algunos de los jugadores del equipo gubernamental andan con bajo rendimiento, pero no atinó a dar nombres. Alias, ¡la tuvo… y la dejó ir!

CON SABOR futbolero también, en la misma cancha del Legislativo, el que sí le soltó un salvaje leñazo al alcalde Cuauhtémoc Blanco fue el diputado Julio Yáñez, acusándolo de traidor, porque dejó el Atlético PSD.
Dicen, los que dijeron verlo, que dos-tres fans del ‘Temo’ abuchearon y hasta se acordaron de la jefecita del legislador gigantón, porque más bien el edil sacó de su cancha a la trinca infernal Yáñez-Bordonave-Yáñez.

METIDOS, PUES, en cosas de la patada, el gobernador Graco Ramírez hizo la jugada sencillita cuando le echaron la pelota de que no paga el bono a los trabajadores jubilados del magisterio. Recibió y repartió…
Otros equipos gubernamentales entregaron ese bono para ganarse las simpatías, pero no había solidez presupuestal; dárselo ahora, como lo exigen, sería caer en una falta administrativo, causa de probable sanción.

NO FUE propiamente un “cachirul” la entrada a la cancha del SAPAC por parte de José Casas, ex candidato a alcalde y ex funcionario del gobierno de Cuernavaca, sino un proceso administrativo mal llevado.
Ahora que treparlo esposado a la batea de la camioneta policiaca fue una sanción rigorista; o sea, ameritaba “tarjeta amarilla”, pero no, la autoridad municipal, nerviosa, siente que el juego se le va de las manos.

PUESTO EN la banca hace rato, el ex líder del Movimiento Ciudadano, Luis Machuca, hace como que calienta y alza las manos en busca de llamar la atención para que alguien lo meta al terreno de juego político.
La temporada pasada que estuvo en la cancha repartió leña por abajo y por arriba sin que al final del juego sacara muchas cosas buenas para su partido. Hoy está en el juego una dama, pero le falta enjundia.

 

Por: [email protected] /  Twitter: @ezapata19 /  Por E. Zapata