compartir en:

EL MÁS reciente éxito del senador Fidel Demédicis no es precisamente en la política, ya ven que el miércoles pasado sopló y resopló pero no pudo incendiar la Secretaría de Gobernacion con su colega “Rabín”.

Del ronco pecho de Fidel, la videoversión de “¡Qué bonito amor!” no es sino una provocación para llamar la atención hacia la gran gala del 2018, donde el clásico Memo del Valle diría que no canta mal las rancheras.

Recién el diputado Javier Bolaños se ha revelado claramente como serio aspirante a la gala, aunque más bien ¿con un bolerito?, en tanto el siempre recordado Sergio Estrada Cajigal puede volver con un exitazo.

SÍ CÓMO no, los dineros federales y estatales también sirven para financiar tareas extra muros del rector de la UAEM Alejandro Vera y su fiel coordinador de Comunicación Javier Sicilia, en pie de guerra política.

Claro, sus ingresos de 131 mil y 97 mil pesos cada mes están garantizados, de la cuenta de los mil 159 millones recibidos por la Máxima Casa de Estudios en lo que va de 2016, gracias a la autonomía.

Tal vez si dejara de manipular el espíritu de la autonomía haciendo a un lado su obsesión de tener una contraloría controlada por él y su grupo, hoy no tendría que cargar un amparo para evitar su detención.

NO HAY necesidad de tanto brinco, estando tan parejo el piso del Ayuntamiento de Cuernavaca, si al final lo que se quiere es la foto a la antigüita o la moderna “selfie” con el ídolo Cuauhtémoc Blanco Bravo.

Los intentos de increpar cara a cara al presidente municipal por parte de algunos quejosos han terminado en la negociación de una foto para el recuerdo, como el miércoles, y ayer mismo mucho ruido y pocas nueces:

Fue rudeza innecesaria el gancho al hígado propinado por la turba a un gendarme que infructuosamente trataba de contener la protesta por la amenaza de despido a casi medio centenar de trabajadores. Ahí quedó.

Y AL igual que proliferan los actos protocolarios y decenas de fotos con el ídolo futbolero, se nota creciente el daño de calles y avenidas, sin que se vean claro las tareas de mantenimiento en Cuernavaca.

Por E. Zapata / [email protected] / Twitter: @ezapata19