A MANERA de cortina de humo ante la versión de quebranto financiero en la UAEM por 400 millones de pesos, el rector Alejandro Vera recicla el petardo de que en la entidad el secuestro se ha elevado en 300%.

No hay relación entre una y otra cosa, pero Vera & jilgueros en nómina intentan desviar la atención con el escandaloso dato, teniendo cuidado en no explicar de dónde lo sacaron, so riesgo de resultar desnudados.

Otra probabilidad es que así como no salen claras las cuentas de las finanzas universitarias, la campaña contra los poderes Legislativo y Ejecutivo de Morelos esté apoyada en cifras acaso malintencionadas.

SALVO QUE el equipo especial del rector de la UAEM tenga datos más fidedignos que la Secretaría de Gobernación federal, no hay un indicio de 300% de aumento en tal delito, como lo difundió en redes sociales.

Veamos: el registro de secuestros por año indica 92 en 2012, 150 en 2013, 115 en 2014, 32 en 2015 y 17 hasta junio reciente (al margen de la “cifra negra” que es común en todos los conteos en México).

Al cierre del gobierno de Marco Adame, convulsionada la entidad por la muerte del capo Arturo Beltrán Leyva (dic. 16, 2009), Morelos reportó 92 secuestros en 2012, y creció a 150 en 2013 con Graco Ramírez…

EL AUMENTO del 300% de secuestros descrito por el rector Vera como justificante para encabezar hoy una marcha no está sustentado ni en el peor de los momentos de 2012 a 2013, ya que acaso fue del 63%.

Para las siguientes anualidades no hay dato alguno de alza, sino por el contrario, a los 150 secuestros de 2013 siguió el descenso a 115 para 2014, en coincidencia con la incursión plena de modelo de Mando Único.

Morelos no ha dejado de ser escenario de la amplia gama de delitos, como ninguna entidad del país, sin embargo es perverso el uso político del rector Vera Jiménez & jilgueros de eso que lastima a la sociedad.

EXPRESIONES COMO la que se anuncia para hoy por parte del rector, dos-tres líderes transportistas, las bendiciones del obispo y algunos damnificados de la política, apunta a ejemplo de cómo ganar-perdiendo.

Por E. Zapata / [email protected] /  Twitter: @ezapata19

TAGS EN ESTA NOTA:




Loading...