compartir en:

CON ESO de que 45 de cada 100 taxis que trabajan en Morelos son de modelos más viejos de lo que permite la ley, está claro el riesgo que corren usuarios, choferes y peatones, pero los dueños no pierden el sueño.

Un grupo de taxistas, sin embargo, se toma el derecho de exigir a la autoridad que legalice unos permisos que sacaron con presión en la ilegalidad y al paso del tiempo lo quieren hacer valer como un derecho.

Dicen, los que dicen que saben, que en el estado hay 14 mil 500 taxis, de los cuales apenas 32 de cada 100 son de modelo reciente, mientras 23 de cada 100 placas están sin vehículos; los demás se volvieron carcachones.

DE NO creer -porque es asunto viejo sin solución-, pero hay una luz al fondo del túnel que representa la toma de calles, plazas e instalaciones como forma de presión a las autoridades para sacarles algún beneficio.

La sentencia de un juez en CDMX a favor del tránsito pronto-expedito de un ciudadano, contra uno de los bloqueos de la CNTE, abre camino a la aparición de más de esos amparos y, luego, quizá jurisprudencia.

Alias, está llegando a tantos y a tal grado el coraje de ciudadanos que ven interrumpido su tránsito en vías públicas, que pueden darse una lluvia de acciones legales y, entonces sí, a protestar de otra manera.

EFECTO TAMBIÉN de acciones como la ‘marchota’ que organiza el rector de la UAEM, uno-dos líderes “ruteros” y otros con la bendición del obispo Ramón Castro, es el grito en el cielo de los empresarios.

El amago de no pago de impuestos de cúpulas empresariales de la nación puede tener réplica en Morelos, aparentemente en perjuicio de la autoridad, pero de cierto pegaría hasta los mismos quejumbrosos.

La polarización extrema a la que se pretende llevar a los morelenses se está orientando también a un probable escenario de dureza -que no necesariamente represión-. Si no hay diálogo previo, por algo será…

CIRCULÓ ayer un papel a manera de orden del día para sesión extraordinaria del SAPAC, cuyo punto IV es “Remoción del Director General del Organismo”; alias, suena redoble de tambores, ¿quién sigue?

Por E. Zapata /  [email protected] /  Twitter: @ezapata19