compartir en:

TAL VEZ sea políticamente incorrecto se conozca que el rector de la UAEM, Alejandro Vera, puede estar ganando hasta 131 mil pesos al mes, al tiempo que usa el discurso de falta de dineros en la institución.

Es probable que tampoco caiga bien conocer que el poeta Javier Sicilia podría estar embolsándose unos 116 mil pesos de forma mensual, en tanto el grueso de la plantilla laboral recibe salarios muy modestos.

Menos ha de gustar que con esos ingresos, se den el lujo de organizar varias juntas de trabajo que han costado a la UAEM de 6 mil hasta 15 mil pesos… y en diciembre se quejaban de no tener para aguinaldos.

LÁSTIMA y lastima que mientras alumnos, docentes y trabajadores universitarios muestran lealtad a su universidad y hasta atienden los llamados a protestar en la calle, dentro de su ‘alma mater’ haya abuso.

La comunidad universitaria, tan sensible y activa ante toda forma de abuso de autoridad, hoy se enfrenta al dilema de avalar presuntas ilegalidades varias, tan sólidamente sustentadas como no aclaradas.

La administración del rector Vera Jiménez no ha podido solventar las observaciones millonarias de 2013 y ya tiene en ruta de notificación otro paquete de presuntas ilegalidades en el uso del dinero del 2014.

ESTÁ VISTO que la comunidad estudiantil y magisterial de la UAEM es participativa en todo lo que compete a su identidad “venado”, pero no se chupa el dedo frente a intentos de ser usada con fines perversos.

Es decir, la estrategia de la victimización que ha usado y abusado la rectoría empieza a perder fuerza ante la evidencia de muy probables responsabilidades. ¿Servirá decir que todo es complot contra la UAEM?

¿Con qué cara podrían plantarse Alejandro Vera y Javier Sicilia al frente de una marcha para denunciar falta de dinero cuando ellos y los “contratistas frecuentes” se llevan cientos de miles y millones de pesos?.

Y ASÍ persiste la exigencia para que la comunidad, a través de su pago de impuestos en el Ayuntamiento, entregue una mochada para que la gestión de Alejandro Vera mueva los recursos, receloso de miradas externas.

[email protected] / Twitter: @ezapata19